Publicidad Política Pagadaspot_imgspot_img
Publicidad Política Pagadaspot_imgspot_img

Esperanza, la mujer de Simijaca que encontró en el campo autosuficiencia y conexión con la naturaleza

En cinco hectáreas, Esperanza aprovecha la tierra para sacar adelante lo que llama un proyecto autosostenible.

Fecha:

spot_img

Esperanza Flechas es una profesional que dejó su ajetreada vida en la ciudad en busca de una conexión más profunda con la naturaleza y una forma de vida respetuosa del medio ambiente.

Con la decisión tomada, Esperanza encontró una pequeña propiedad al interior de un paisaje rural en Simijaca, Cundinamarca, en límites con el Boyacá, y decidió establecerse allí, fue así como llegó a la Finca Integral San Jorge, ubicada en la vereda Hato Chico. Su objetivo era vivir de manera autosuficiente, aprovechando los recursos naturales que el campo le ofrecía.

En primer lugar, Alejandra implementó prácticas de agricultura regenerativa en su terreno. Cultiva una variedad de alimentos orgánicos, utilizando técnicas limpias y evitando el uso de pesticidas y fertilizantes químicos. De esta manera, garantiza una alimentación saludable para ella misma y para quienes visitan su hogar.

Otro aspecto importante es su enfoque en la conservación del agua. Ha implementado sistemas de captación de agua de lluvia y utiliza técnicas de riego eficientes para minimizar el consumo de este recurso vital. Además, ha construido una pequeña laguna en su terreno, que sirve como hábitat para diversas especies de animales y plantas.

Con mucho esfuerzo y dedicación, Alejandra comenzó a construir su vida sustentable.

Además, acompañada por cerca de una decena de cabras, Esperanza utiliza esta leche para elaborar queso maduro y semiduro, así como yogurt. “Utilizamos la leche de cabra para la preparación del queso y yogurt, que son bajos en dulce, y el almíbar de fruta también lo preparamos aquí”, dice. Los sabores de los yogures van desde feijoa hasta mora, durazno y mango.

En cinco hectáreas, aprovecha la tierra para sacar adelante lo que llama un proyecto autosostenible. Cuenta con cultivo de durazno y ciruelo, además de arveja, frijol, maíz, avena, y una huerta casera con hortalizas para el consumo.

Esperanza vive con su esposo e hijos. Para ella, encontrar una vida sustentable en el campo ha sido una experiencia transformadora. Ha descubierto un sentido de calma y conexión con la naturaleza que nunca había experimentado en la ciudad.

Sí desea conocer más o comprar algunos de estos productos, se puede comunicar con Esperanza al 320-8359513..

LO ÚLTIMO

Los jóvenes de la provincia de Ubaté que ‘piden pista’ en las elecciones regionales de 2023

En un momento que refleja el deseo creciente de la juventud por involucrarse en...

Delincuentes armados ingresaron a una finca, hurtaron vehículos y objetos de valor y retuvieron a empleados por cerca de 12 horas

Una noche de terror vivieron trabajadores de una finca ubicada en Suesca, Cundinamarca, en...

Jaime García y sus propuestas sobre ordenamiento territorial, desarrollo económico, bienestar animal y salud

En la carrera hacia la alcaldía de Ubaté, el candidato por el partido político...

Ubaté fue escenario del Grand Prix Departamental de Fútbol Sala y la Copa de Patinaje de Velocidad

Durante el pasado fin de semana, Ubaté se convirtió en el epicentro del deporte...

TE PUEDE INTERESAR

Los jóvenes de la provincia de Ubaté que ‘piden pista’ en las elecciones regionales de 2023

En un momento que refleja el deseo creciente de la juventud por involucrarse en...

Delincuentes armados ingresaron a una finca, hurtaron vehículos y objetos de valor y retuvieron a empleados por cerca de 12 horas

Una noche de terror vivieron trabajadores de una finca ubicada en Suesca, Cundinamarca, en...

Jaime García y sus propuestas sobre ordenamiento territorial, desarrollo económico, bienestar animal y salud

En la carrera hacia la alcaldía de Ubaté, el candidato por el partido político...