Ratifican la continuidad de la construcción de la ‘Troncal del Carbón’ en Guachetá

0
1941
Gobierno departamental ratificó su compromiso y asumirá la financiación total de la obra. La Villa.

Gobierno departamental ratificó su compromiso y asumirá la financiación total de la obra.

La Gobernación de Cundinamarca asumirá la financiación total para la construcción de la Troncal de Carbón, sobre el sector Rabanal en Guachetá, que tiene una inversión que supera los $9.480 millones (incluyendo obra y su interventoría), así lo dio a conocer ingeniero supervisor delegado por el Infraestructura del Instituto de Infraestructura y Concesiones de Cundinamarca (ICCU), Harold Mauricio Mendoza, en una reunión que se llevó a cabo el pasado jueves, 24 de enero, en el Centro de Acopio del Rabanal.

La reunión se llevó a cabo en el centro de acopio Rabanal, Guachetá. La Villa.

En este encuentro, al que también asistieron los empresarios mineros, el alcalde de Lenguazaque, Camilo Lara; el representante a la Cámara por Cundinamarca, Rubén Darío Molano; el director de Fedecundi, Alfonso Escobar; el director de Minería Empresarial del Ministerio de Minas y Energía, Jhon Olivares, se reafirmaron los compromisos -adquiridos desde hace tres años- con la terminación de las obras que habían sido suspendidas debido a las diferencias técnicas en el contrato inicial que tuvo como consecuencia la liquidación del convenio entre la Gobernación de Cundinamarca y el Ministerio de Minas que venció el pasado 30 de noviembre de 2018.

A raíz de esta liquidación, cerca de $8.200 millones, que aportaba el Ministerio de Minas, así como $4.700 millones de la adición programada del total del proyecto aprobado por Planeación Nacional, regresarán a las arcas de la Nación. Situación que puso en vilo el proyecto y que obligó al departamento de Cundinamarca a asumir la totalidad del primer alcance de la obra para no terminar el contrato, decisión que se tomó, luego de que el gobernador, Jorge Rey, sostuviera una reunión con la viceministra de Minas, Carolina Rojas Hayes, en diciembre pasado.

 

Representante a la Cámara por Cundinamarca, Rubén Darío Molano. La Villa.

“Se vencieron los términos porque hubo muchas modificaciones en el diseño inicial. Entre otras cosas, el puente no contaba con los predios necesarios para iniciar construcción y la  exigencia de mayor altura del puente y eso, en sí, complicó porque afectaba el terraplén y el cruce con la vía férrea; obligando a hacer cambios y a que el Ministerio, mientras se resolvían estos asuntos, pidiera cancelar el convenio, liquidarlo y pedir el reembolso de los recursos”, explicó Alfonso Escobar, director ejecutivo de Fedecundi.

El diseño inicial contemplaba la construcción de un puente nuevo, pero por diferencias prediales no se llegó a un acuerdo con los dueños de los terrenos y fue necesario cambiar los diseños de su ubicación. “Los predios necesarios fueron identificados, gracias al acompañamiento de los alcaldes de Guachetá y Lenguazaque; pero por el prolongado proceso para lograr el permiso de INVIAS, para ocupar en relleno una parte de la ferrovía existente, significaba una indudable terminación anticipada del convenio. Lo anterior, obligó optar por el reforzamiento y ampliación del actual puente, para que quede doble vía, en vez de hacer uno nuevo en otro lugar”, aclaró el funcionario del ICCU, Harold Mauricio Mendoza.

Director de Fedecundi, Alfonso Escobar. La Villa.

Al refuerzo del actual puente y la construcción de otro paralelo, también se incluyó en los cambios aumentar el espesor de la capa asfáltica de los 1.8 kilómetros que serán pavimentados, dado al alto tráfico pesado que tendrá. Además, se construirá una glorieta, a la salida del sector del Boquerón, que, de acuerdo con el ICCU, técnicamente es más favorable para los giros de tanto los vehículos que vienen de Lenguazaque, como los que salen del Rabanal.

Este nuevo convenio hace que la Gobernación le devuelva los recursos -no ejecutados- al Ministerio y asuma la responsabilidad de financieramente respaldar el contrato para la continuación de las obras “para que se pueda terminar el reforzamiento y ampliación del actual puente, y la pavimentación de la vía con su modificación en su especificación técnica de espesor”, añadió Escobar.

Supervisor delegado por el Infraestructura del ICCU, Harold Mauricio Mendoza. La Villa.

Clara la situación y sentados los compromisos, ya parece que nuevamente la Troncal del Carbón vuelve a ver luz verde. Situación que celebra el Representante por Cundinamarca Molano, quien reconoce la importancia de esta vía. “Necesitamos hacerla en buenas condiciones para mejorar la competitividad, integrar la región, seguir dando empleo y beneficiando a cientos de familias. Lo que se tenía planteado, de acuerdo a lo que se ve en esa valla, se va a hacer y lo va asumir la Gobernación de Cundinamarca, y eso –digamos- es una noticia positiva. Hay que darle un agradecimiento al Gobernador que ha mostrado su interés en no dejar que esto termine en un pleito jurídico sino que se ejecute”, expresó el parlamentario.

Molano reconoce que aunque aún falten kilómetros por pavimentar hasta Ubaté, respalda la iniciativa de los alcaldes de Guachetá y Lenguazaque en aportar sus recursos de regalías para crear un fondo común alimentado, además, por los dineros que quedaron de la indemnización de la pasada ola invernal, comprometidos también por el Gobernador de Cundinamarca para continuar con la pavimentación de la vía, “y vamos a tener que hacer un esfuerzo grande para ver cómo conseguimos más recursos”, sentenció.

Director de Minería Empresarial del Ministerio de Minas, Jhon Olivares. La Villa.

Por su parte, para el director de Minería Empresarial del Ministerio de Minas, Jhon Olivares, esta fue una primera reunión que sirvió para ratificar los compromisos y despejar dudas. “Próximamente se estarán reanudando las obras de la construcción de los tramos comprometidos inicialmente y estamos dispuestos a colaborar en todo lo que necesiten”, señaló.

Los empresarios, por otro lado, esperan que se avance con las obras y se finalice este proyecto, ya que esta vía es el epicentro de la zona industrial minera de Boyacá y Cundinamarca. “Toda la parte minera de Guachetá, Samacá, Lenguazaque y Cucunubá se mueven por esta vía. El tramo hacía Ubaté es uno de los más importantes”, apuntó Germán Darío Alarcón, empresario.

Alcalde de Lenguazaque, Camilo Lara. La Villa.

Aunque no se habló de una fecha puntual para reactivar las obras, se espera que a más tardar inicien este marzo, una vez se formalice la liquidación del convenio con entre el Ministerio de Minas y la Gobernación.

REDACCIÓN LA VILLA