Ganaderos del valle de Ubaté encienden alarmas por el aumento del robo de semovientes

0
1376
Foto: Universidad Nacional de Colombia.

Ganaderos del valle de Ubaté han venido denunciando una oleada de robo de ganado y sacrificio ilegal en potreros de Cucunubá y hurtos de equipo de ordeño en Lenguazaque, situación que pone en jaque esta actividad económica de la región.

El representante legal de la Asociación de Ganaderos del Valle de Ubaté, Giovanni Pinilla, en entrevista con Contexto Ganadero, invitó a denunciar este delito y pidió mayor control de las autoridades. Se han presentado focos de abigeato y de sacrificio en potreros en los diferentes municipios de la región del Valle de Ubaté, ante lo cual, le pedimos a los ganaderos que denuncien estos delitos”, indicó Pinilla.

Esta situación obligó a los ganaderos de los 10 municipios a instaurar mecanismos de comunicación entre los productores y la Policía Nacional, con quienes ya han adelantado reuniones con los cada uno de los comandantes.

“El objetivo es enterarnos más de los casos de abigeato que en este tiempo tienden a aumentar y que la Policía y los ganaderos generen un acercamiento, para que en caso de algún evento, las autoridades sepan ubicarlos con facilidad”, señaló Pinilla.

También recalcó en la necesidad de denunciar para que las autoridades puedan ofrecer estadísticas reales ya que de los 15 semovientes hurtados, solo se reportaron 3. “Últimamente no hemos sabido de casos porque los afectados no denuncian. Generalmente nos enteramos por el voz a voz y no por las denuncias”, manifestó.

Traslado nocturno

El dirigente solicita apoyo a la Policía Nacional para que realicen los siguientes operativos en las carreteras:

Requerir la respectiva guía de movilización a los camiones que transiten por las carreteras. “Pienso que es un método eficaz para acabar con la informalidad de transporte de animales que nos puede producir problemas sanitarios”, añadió.

Realizar patrullajes en las horas de la noche, ya que el transporte de animales en esas horas no es permitido. “A no ser que lleve las respectivas guías sanitarias por parte del dueño”, aseguró.

Detener los vehículos que transporten carne que no cumple con las condiciones sanitarias. “Generalmente dicha carne procede de un sacrificio de animales en potreros”, informó.

Pinilla sostuvo que cuando el transporte de carne es legal, esta debe ir herméticamente empacada y quien la moviliza portar los documentos de los sitios donde fue expedida e indicar hacia dónde se dirige.

“De esa manera tendremos la oportunidad de conocer los casos de sacrificios ilegales y por ende, de hurto de animales”, anunció.

Con información de Contexto Ganadero

 LAVILLA.COM.CO