Complejo lagunar de Fúquene, Cucunubá y Palacio sería declarado área protegida

0
1869
En los últimos dos siglos el complejo lagunar a sufrido una desecación gracias a la arborización invasora y la intención de terratenientes. Archivo particular.

Líderes sociales, comunitarios, gremios, autoridades y representantes de diversos sectores de las provincias de Ubaté y Chiquinquirá participaron en las jornadas de información sobre el proyecto de declaratoria del Distrito Regional de Manejo Integrado (DRMI) para el complejo lagunar Fúquene, Cucunubá y Palacio; una categoría que hace parte de las áreas protegidas por medio de la cual se busca su delimitación para ordenar, planificar y regular el uso y manejo de los recursos naturales renovables y las actividades económicas.

Durante los encuentros desarrollados en los municipios de Susa, Fúquene, Guachetá, Lenguazaque, Ubaté, Sutatausa, Cucunubá y San Miguel de Sema; se dio  a conocer la reseña histórica del complejo lagunar, como en 1822 se otorgó al capitán José Ignacio Paris la concesión para la desecación de la laguna de Fúquene y desde entonces, se dio inicio al intervención de la misma.

En tal sentido, se presentó el polígono del DRMI, los servicios ecosistémicos, además de abrir un espacio para el intercambio de conocimientos, resolución de preguntas y dudas en temas ambientales, jurídicos, propiedad de predios, legalidad ambiental, entre otros.

Según Andrés Ariza, profesional especializado de la Dirección de Gestión y Ordenamiento Ambiental Territorial de la CAR, la categoría del DRMI permite la consolidación de estrategias de conservación que evitan y mitigan la pérdida de biodiversidad y al mismo tiempo habilita el desarrollo de actividades productivas sostenibles.

En los últimos dos siglos el complejo lagunar ha sufrido una desecación gracias a la arborización invasora y la intención de terratenientes. Archivo particular.

“Los DMI son la única categoría de las áreas donde las actividades económicas están orientadas en mantener un equilibrio ambiental y el desarrollo económico, social y cultural, por medio de un plan de manejo ambiental que reduzca la pérdida de la biodiversidad del complejo lagunar Fúquene, Cucunubá y Palacio y mitigar los impactos causados sobre el ecosistema”, precisó el funcionario de la autoridad ambiental.

La última mesa de trabajo se realizó con los voceros y representantes del sector turístico, los pescadores, artesanos del junco y enea, a quienes se les aclararon temas relacionados con las zonas de preservación, restauración y de uso sostenible de los recursos naturales con los cuales desarrollan sus diversidad actividades.

LAVILLA.COM.CO