11 C
Villa de San Diego de Ubaté
lunes, noviembre 28, 2022

CAR avanza en la recuperación del complejo lagunar Fúquene, Cucunubá y Palacio

Lo más leído

Mitigar y disminuir los impactos negativos presentados durante la ola invernal de los años 2010 al 2011 con el mejoramiento de la capacidad de almacenamiento e hidráulica del complejo lagunar Fúquene, Cucunubá, Palacio y los cuerpos de agua que integran el ecosistema, hacen parte de las labores adelantadas por la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) en la provincia de Ubaté.

Con los datos hidráulicos e hidrológicos estudiados, recolectados y diseñados por la Corporación se viene trabajando en la obtención del banco de maquinaria pesada para atender de forma puntual los sitios críticos en la cuenca hidrográfica que generan problemas de riesgo por inundación, como el del río Ubaté el cual cuenta con los diseños desde el embalse El Hato, donde se ha logrado determinar cómo sector crítico la zona plana, la cual en total son 17 kilómetros.

“La corporación ha venido realizando un esfuerzo importante desde el año pasado con la contratación de la primera fase de las obras de adecuación de la zona hidráulica desde la desembocadura de la Laguna de Fúquene hasta aguas arriba. En este momento tenemos un porcentaje de ejecución del contrato del casi 97 por ciento”, manifestó Néstor Franco González, Director General del ente ambiental.

A la fecha en las obras de adecuación y mejoramiento del cauce en el río Ubaté se han logrado remover unos 500 mil metros cúbicos de sedimento en 10 kilómetros, con una inversión aproximada de 12 mil millones de pesos en obras e interventoría.

El director Operativo y de Infraestructura de la CAR, Manuel Andrés González, indicó que “en este momento la Corporación, como ya tiene los diseños hidráulicos, está adelantando ante el Consejo Directivo la aprobación de la segunda fase de la adecuación hidráulica del río Ubaté por siete kilómetros, y de esta manera, completar el tramo más crítico e iniciar obra antes de que se acabe el año. La idea de la autoridad ambiental es generar un solo modelo hidráulico en todo el río Ubaté”, resaltó.

Además de la intervención sobre parte de la cuenca del río Ubaté, la Corporación sigue adelantado trabajos en la Laguna de Fúquene con el banco de maquinaria, el cual alcanzó una  inversión cercana a los $12 mil millones,  y cuenta con retroexcavadoras anfibias, para la reacción inmediata en la ruptura de jarillones; máquinas estándar brazo largo y corto, mini cargadores, barcazas, cosechadoras y demás equipos con los cuales se ha trabajado en los 300 puntos críticos de toda la cuenca, los cuales fueron reportados desde el año 2011 en la provincia del Valle de Ubaté.

La CAR también realiza intervenciones con recursos propios en la ejecución de los trabajos de recuperación hidráulica y recuperación ambiental del ecosistema, como las actuales que se desarrollan en el sector de El Peñón, con una inversión de 20 mil millones de pesos, entre obras e interventoría.

“Estas obras consisten en reconstruir la Laguna con secciones de dos metros de profundidad y a medida que va avanzado se van inundando generando una frontera natural para evitar que la agricultura siga avanzando. ¿Qué nos encontramos antes de iniciar las obras? Cada vez que pasábamos por el borde de la laguna o por la vía que va hacía Chiquinquirá, no solo nosotros como entidad, sino todos los demás entes, los usuarios y las personas que viven en este sector, nos dábamos cuenta que toda esa frontera agrícola seguía avanzando sobre ese límite natural. En este momento tenemos 3.200 hectáreas de espejo lagunar, hace algunos años eran 13.000, entonces el decrecimiento y la perdida es significativo”, enfatizó Franco González.

La laguna de Fúquene hace unos 100 años contaba con profundidades de 12 a 15 metros, hoy la mayor profundidad alcanza los cinco metros y en las zonas que están haciendo la recuperación ambiental, se alcanzan profundidades de menos de un metro. El reto ahora es terminar el anillo perimetral el cual a estar anegado por agua impida el avance de cercas las cuales tradicionalmente se corren en temporadas de sequía avanzando la frontera para el desarrollo de actividades como agricultura y ganadería.

LAVILLA.COM.CO

- Publicidad -

- Advertisement -

Ponte al día