Jeison, el campeón nacional de taekwondo que viajará a México

0
2430
Desde lo siete años de edad, Jeison empezó a practicar el Taekwondo. La Villa.

Jeison Eduardo Blanco Gómez vive en la vereda Palogordo en el municipio de Ubaté. Estudia octavo semestre de Ingeniería de Sistemas en la Universidad de Cundinamarca (Udec), y viene de coronarse Campeón Nacional de Taekwondo en la Copa U Colombia, el torneo universitario de deporte más grande a nivel nacional, que se disputó en la ciudad de Barranquilla del 6 al 12 de abril.

Desde los siete años de edad, Jeison empezó a practicar el Taekwondo. Sus primeras patadas fueron guiadas por Javier Garzón, su máster (profesor) que luego de 15 años continúa guiando su proceso.

Hoy, con 23 años, ya tiene en su palmarés las medallas y trofeos que lo muestran como una figura destacada en esta disciplina. “Empecé en el polideportivo del pueblo y ahí gracias a mi máster fui perfeccionando mis técnicas y subiendo de categoría”, cuenta Jeison.

El taekwondo se caracteriza por su amplio uso de las técnicas de pierna y patadas, que son mucho más variadas y tienen mayor protagonismo que en la mayoría de las artes marciales. Asimismo, la depurada técnica de las mismas las hace destacar por su gran rapidez y precisión.

Jeison es hoy cinturón franja negro, el tono de color que lo caracteriza dependiendo su nivel de competencia. Por ejemplo, el rango más bajo es cinturón blanco, que luego de un tiempo asciende a franja amarilla -mitad blanco y mitad amarillo-, luego, el siguiente nivel es cinturón amarrillo, y así sucesivamente. Se sube de nivel presentando un examen que consiste en realizar pruebas físicas: resistencia, elasticidad, técnica de pateo; y otra, en donde se mide teoría y el combate. En total son 16 grados.

Pertenece a un club filial a la Liga de Taekwondo de Cundinamarca, que lo avaló para poder participar en los diferentes torneos, puesto que la escuela de Ubaté no la tiene.

Para llegar a la Copa U Colombia, tuvo que previamente clasificarse al campeonato regional, que se disputo en el Coliseo La Fragua en la ciudad de Bogotá. Eso fue en octubre del año pasado, ahí, Jeison, logró superar la eliminatoria y se alzó en el primer lugar. Ya tenía en sus manos el cupo para Barranquilla.

Su Alma Mater, la Udec, asumió todo el costo del viaje de Jeison: el hospedaje, la comida y el trayecto fueron cubiertos.

El sábado 9 de abril, a las dos de la tarde, el único representante de Ubaté, junto a siete estudiantes más, de las sedes de Soacha y Fusagasugá, que también se clasificaron en otras disciplinas, viajó desde el Terminal de Transportes de Bogotá en una Berlinas rumbo a la capital del Atlántico.

Al siguiente día, ocho de la mañana, y luego de 18 horas de recorrido y con solo una parada en el municipio de Puerto Boyacá, la delegación de la Udec llega a la ‘puerta de oro de Colombia’, Barranquilla.

Ya en ‘la arenosa’ y luego de un merecido descanso, Jeison, debió realizar el pesaje para poder participar en su categoría: Peso mosca, es decir, menos de 58 kilos. Para sorpresa de todos, llegó con medio kilo de más.

Como tenía que retomar su peso exigido para competir, Jeison, fue sometido a una sesión de cardio para lograr quemar ese ‘kilito’ de más.

Ya en el día de los combates, tenía su primera prueba. Su rival: Darío Gonzales, de la Universidad del Norte, era su primer contendor. Las reglas eran claras: tres round de minuto y medio con descanso de un minuto. Este primer examen lo superó 15 a 10.

En el segundo combate, no tuvo rival, su contendor no se presentó y fue descalificado. Jeison estaba ubicado en la final y esperaba rival.

Harold Coral, de la Escuela Colombiana de Carreras industriales (Ecci), era el combatiente que debía enfrentar para quedarse con el título. La pelea cumplió las expectativas de una final. Patadas con giro al peto y a la cabeza, llenaron de emoción a la tribuna y al final, el representante de Ubaté se queda con el titulo de Campeón Nacional, distinción que le otorga el cupo a la Fase internacional de esta modalidad que se realizará en la Ciudad de México a finales de este año.

Hoy Jeison retornó a su cotidianidad. Volvió a sus clases, a su barrio, a sus entrenamientos y tiene claro que debe seguir preparándose para su siguiente combate en México.

REDACCIÓN LA VILLA