Emservilla: un año de la empresa pública del municipio de Ubaté

0
3597

“Las empresas de servicios públicos se crearon a raíz de las ineficiencia que tuvo el sector público en el manejo de las mismas, por eso, hasta el año 1994 el Estado manejó directamente todos los servicios públicos, pero el Congreso, en ese entonces, quiso darle independencia y por eso creó la Ley 142 que permitió adoptar un modelo gerencial y empresarial para optimizar la prestación del servicios a todos los usuarios”, con estas palabras, Mario Maldonado, Gerente General de Emservilla, explica la figura formal por la que se constituyo esta joven compañía.

Y es que entorno a su fundación, el 29 de agosto del 2014, y su entrada en operación, el 1 de enero de este año, se dijo de todo: que se iba a privatizar, que la empresa sería ‘arrebatada’ del municipio de Ubaté, entre otras cosas. Lo cierto es que Emservilla “es y será una empresa pública pero se rige por una filosofía empresarial”, contó Maldonado.

La Ley también menciona que este tipo de empresas deben tener un socio estratégico y por el municipio de Carmen de Carupa tiene una participación del, 7.5% y Ubaté el 92.5% restante, es decir, es el socio mayoritario.

A su vez, el presupuesto inicial anual es de 3.000 millones de pesos el cual puede llegar hasta los 4.000 millones gracias a los convenios realizados y ocupa a 55 personas entre el personal administrativo y operativo.

Las funciones de Emservilla son claras: administración y operación de los servicios públicos y domiciliarios de acueducto, alcantarillado y aseo en Ubaté para un total de 8.364 usuarios (rurales y urbanos). También presta los servicios externos de análisis físico-químico de agua y recolección y transporte de residuos a los municipios de Carmen de Carupa, San Cayetano, Fúquene, Lenguazaque, Cucunubá, Sutatausa y Tausa.

También tiene a su cargo la Planta de Tratamiento de Agua Potable (PTAP), ubicada en el barrio San José, encargada de recibir el agua del Río Ubaté para eliminar la contaminación del líquido para, posteriormente, ser distribuida a todo el municipio; la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR), ubicada en la Finca Novilleros, en donde se tratan las aguas negras que llegan del uso diario en Ubaté; y finalmente, la proyectada Planta de Aprovechamiento de Residuos Sólidos y Orgánicos (PARSO), que quedará ubicada en el antiguo basurero del municipio de Ubaté.

Asimismo, Emservilla cuenta con una línea robusta de automotores propios, entre los que se cuentan cuatro compactadores, y se está en la espera de un quinto vehículo que llegará el mes de enero, lo que permite un eficiente organización regional en la recolección de basura, lo que optimiza el transporte de los residuos a su disposición final en el Relleno Sanitario Mondoñedo, ubicado en el municipio de Mosquera.

Y es que sólo Ubaté produce al mes un promedio de 520 toneladas ‘basura’. Por cada tonelada transportada hasta Mondoñedo, el municipio cancela 120 mil pesos, es decir unos 750 millones al año.

Entre sus proyecciones, Emservilla desea regionalizar el servicio de aseo, para lo cual se apoyará de la proyectada PARSO y de la flota de compactadores que se completará en el mes de enero.

Por su estructura empresarial, y por llevar, con éxito, la responsabilidad de la captación, tratamiento y distribución del agua en todo el municipio de Ubaté, además de estar cercana a cumplir su primer año,desde su entrada en operación, es que EMSERVILLA es una empresa 10. “Queremos cerrar este año teniendo eficiencia en la prestación de los servicios domiciliarios”, concluye, su Gerente, Mario Maldonado.

LAVILLA.COM.CO