Ganaderos de Ubaté expresan su preocupación por la calidad de la nueva Plaza de Ferias

El contrato tiene un retraso de cerca de seis meses. La obra debió ser entregada el 17 de diciembre de 2018.

0
2371
El contrato tiene un retraso de cerca de seis meses. La obra debió ser entregada el 17 de diciembre de 2018. La Villa.

Hace un año (el 8 de junio de 2018) la Administración Municipal de Ubaté firmó el contrato de obra número 010 para la construcción de la primera etapa de la Plaza de Ferias de Ubaté por un valor de $1.299 millones y con un plazo de ejecución de seis meses; término que se venció el pasado mes de diciembre, es decir, que esta obra lleva un retraso de seis meses y aún no ha sido entregada.

Como si esto fuese poco, el gremio ganadero se encuentra preocupado por la calidad de los materiales utilizados y el diseño de la Plaza, pues aseguran que no cumplen con lo establecido para esta actividad.

El periódico La Villa habló con Cesar Niño, un ganadero con más de 30 años en el oficio, quien nos contó que al ver el estado actual de la obra evidenció que los materiales no sirven. “Yo honestamente no había visto esto así en ninguna plaza de ferias para el manejo de ganado”, expresó.

Niño mencionó, además, que para la construcción de los corrales se utilizaron perfiles cuadrados (vacíos), cuando normalmente deben ser tubos (redondos) con el fin de que los animales no los partan con facilidad debido a la fuerza con la que entran. “El impacto es tan fuerte que fácilmente pueden quebrar esos perfiles”.

Uno de los aspectos que más inquieta a este gremio son las bases de los perfiles, pues tienen unas salidas hechas en cemento con puntas que no corresponden, ya que, de acuerdo con los ganaderos, deben ser superficies lisas y continuas. “Deben ser totalmente rectas y uniformes, porque así como las piensan dejar fácilmente se puede lastimar una vaca”, explica.

Sobre los callejones para movilizar los semovientes, Niño manifestó que los dejaron muy angostos entre corral y corral, ya que -tal y como está construido- dificulta el desplazamiento de una vaca. “El corredor central si cumple, porque es ancho, pero los de los animales son demasiados reducidos en su espacio”, dijo.

“Otras cosa, los embarcaderos los están haciendo con unos ladrillos tipo rejilla (huecos) que muy seguramente el primer camión que se cuadre los va a romper. En eso se debió haber utilizado concreto reforzado con hierro resistente a los golpes naturales de esta actividad”, asegura este ganadero.

Finalmente, Niño indicó que las puertas que instalaron son de “abrir en la mitad” y no enterizas como deberían ser, pues “para el manejo de ganado son más adecuadas”.

En suma, es casi nula la conformidad de los ganaderos con la esperada Plaza de Ferias que fue anunciada con bombos y platillos y que ahora solo deja inquietudes entre quienes la van a utilizar: los ganaderos. “Debieron haber socializado la obra y habernos hechos participes en la elaboración del contrato para que hubiésemos podido recomendar modelos y materiales más actos y eficientes, pero eso nunca pasó”, expresó Niño.

A raíz de estás claras dudas e inquietudes, algunos ganaderos indicaron que se acercaron a la oficina de Obras Públicas de la Alcaldía para revisar el contrato y ver qué tipo de materiales habían quedado estipulados en el contrato, pero hasta la fecha no han tenido la posibilidad de recibir tal información.

Contrato de obra 010. 

La Villa intentó comunicarse con el secretario de Obras Publicas, Jorge Santana, quien además es el supervisor de este contrato, para preguntarle sobre las dudas que rondan al interior del gremio ganadero, pero tampoco atendió el llamado.

Es tanta la preocupación de los ganaderos, que ya tienen listo un oficio dirigido a la Personería Municipal para que investigue las inquietudes que los aqueja. “Queremos saber si el contratista no está cumpliendo con las especificaciones o sencillamente el contrato viene elaborado así, porque nosotros no tenemos conocimiento”, apuntó Niño.

Por su parte, el personero de Ubaté, Daniel Sánchez, en conversación con este medio, indicó que viene siguiendo desde hace un año este proyecto. “La licencia de construcción se venció el 11 de noviembre de 2018 y nunca se renovó. El proyecto cambió en su diseño y por ese cambio se debió actualizar la licencia; tampoco se hizo”. Y añadió: “Inicialmente se pretendía arreglar las cuatro vías aledañas a la Plaza, pero se cambió porque se dijo que era de mayor impacto si se hacían los corrales”.

Sánchez comentó que conoce de las preocupaciones de los ganaderos, pero ahora el problema es que la obra se piensa entregar la otra semana. “Ya no hay espacio para solicitarle al contratista que haga las correcciones. Lo que es grave”.

Por ahora todo es incertidumbre de si la obra se entregará con estas condiciones y, en el ambiente, solo quedan preguntas sin respuestas.

Hasta el momento, la Administración Municipal no se ha pronunciado al respecto.

REDACCIÓN LA VILLA

*  *  *
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Ubaté, la región y el departamento, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook haciendo clic aquí.