Ubaté ya recibió los $2.793 millones de regalías. Serán invertidos en el arreglo de la calle 12

0
1178
Hoy la calle 12 es una zona de Ubaté impresentable. La Villa.

Transitar por la calle 12 en Ubaté se ha convertido en toda una aventura para cualquier conductor, motociclista, ciclista o peatón. En tan solo cuatro cuadras se puede observar toda una serie de obstáculos que pone a prueba la paciencia y la cordura.

El evidente (y progresivo) mal estado vial es el principal de los problemas, pues en tan solo medio kilómetro de vía, prácticamente no hay parte buena. Cada calle cuenta con su hueco mayor (en profundidad y longitud) y sin exagerar, en días de verano el polvo limita la visibilidad y en invierno las calles parecen lagunas.

Al deteriorado estado de la malla vial se le suma otro dolor de cabeza: el paso de las volquetas que provienen de las gravilleras de Carmen de Carupa, que para muchos es la razón del estado de esta vía, pues se ha convertido en un problema de nunca acabar. Si bien estos vehículos pesados tiene una restricción en los horarios en los que puede transitar, no es suficiente para atenuar el impacto negativo en la movilidad así como en el deterioro de la vía.

Las empresas gravilleras entendieron su responsabilidad, por esa razón, a inicios de 2017, invirtieron recursos para intervenir la calle 12 y pavimentar los lugares más urgentes. Sin embargo, los trabajos no duraron, pues a los pocos meses la vía estaba como antes.

Al igual que los empresarios, la Administración Municipal intentó en dos ocasiones mitigar los deterioros. Por ello, para las festividades del onomástico municipal y de las fiesta del mes agosto, la solución fue rellenar los huecos con recebo, pero como era de esperarse, estos trabajos duraron solo días.

Al hacer el ejercicio de medir los huecos, el de mayor profundidad alcanza los 35 centímetros.

Hoy la calle 12 es una zona de Ubaté impresentable. El estacionamiento en ambos costados de la vía demuestra el desorden que existe. A pesar de que se encuentran instalados ocho señales de tránsito de “prohibido parquear”, en estas calles domina la anarquía y la desorganización.

La situación empeora en las horas pico. Los ingresos y las salidas de los colegios del Santa María e Instituto Bolívar aumentan el desorden, pues por los miles de estudiantes que transitan por esta vía se triplican los vehículos particulares y de servicio público, además de las bicicletas y los peatones. Solo las personas que tiene que pasar constante por este calle saben la odisea que convierte el movilizarse por este lugar.

¿Y la solución?

El pasado 21 de febrero de 2019, la Administración Municipal publicó en sus redes sociales la aprobación de recursos del Sistema General de Regalías (SGR) por un valor de $2.793 millones para, finalmente, empezar a intervenir la calle 12.

En declaración con el periódico La Villa, el secretario de Planeación, Albeiro Montaño indicó que estos recursos ya se encuentran consignados en las cuentas del municipio. “El proyecto ya está en proceso pre contractual publicado con los pliegos tipo, ahora solo debemos esperar a quién se le adjudica el contrato”, dijo el funcionario.

Montaño explicó que como se trata de un proceso de licitación pública el trámite se demora dos meses, es decir, que sobre el mes de julio empezarían las obras.

Mientras tanto, los habitantes de este importante sector, como los que a diario transitan por esta vía, deberán seguir soportando y lidiando con los cotidianos problemas de la calle 12.

LAVILLA.COM.CO