¿Qué pasa si atropella a un animal y no lo ayuda?

0
4110
Esto es lo que les podría pasar por cometer ese delito. Archivo particular.

Hace poco un vehículo atropelló a una perrita en el km 2, vía Ubaté – Chiquinquirá dejándola tirada a su suerte y en muy mal estado. Como consecuencia Luna, como fue llamada la peludita, sufrió un daño en su cadera y en su piel a causa del accidente. Sin embargo, algunos lugareños no pudieron ser indiferentes ante la situación que estaba viviendo el animal y decidieron auxiliarla.

La canina fue trasladada a Salud Pública de Ubaté, entidad encargada de los animales en estado de calle de Ubaté. No obstante, el organismo no cuenta con instalaciones, equipos médicos o profesionales que atiendan estas emergencias.

Es así como las calles de Ubaté se convierten en el escenario más peligroso para los perros callejeros, o cualquier otro animal, debido a la imprudencia de conductores de automóviles y motocicletas que los atropellan y los dejan a su suerte, desconociendo que hay una ley que puede sancionarlos y hasta llevarlos a la cárcel en caso de que el animal muera.

El caso más reciente ocurrió en la tarde de este martes, 14 de mayo, en la carrera 9 con calle 6, en el que un vehículo atropelló a una perro. Lo peor: el conductor siguió su camino. El peludo murió.

Otro de los hechos se presentó el martes, 7 de mayo, en la calle 12 con carrera 10, en el que un vehículo de servicio público especial arrolló a una pequeña perra rompiéndole una de sus patas delanteras. En este caso también el conductor siguió su camino dejándola tirada. Por fortuna, dos personas auxiliaron al animal, que fue trasladado a una clínica veterinaria para ser atendida.

El problema es que estos no son casos aislados. Diariamente conductores de motos y carros atropellan animales y los dejan a la deriva. Quizá porque no saben que es un delito y porque no entienden qué deberían hacer en estos casos.

Pero, ¿qué se debe hacer?

El protocolo es casi similar que cuando se atropella a un humano. Si el animal aún se encuentra vivo, lo ideal es moverlo a un lugar seguro donde quede fuera de peligro de otro accidente .

Es necesario que cuando mueva al animal lo haga a través de una superficie plana para no causar daños adicionales y tomar fotografías del accidente para que los entes encargados puedan determinar cómo se produjo el accidente.

La persona que atropelló al animal está en la obligación, si está en condiciones de hacerlo, de llevar al animal a la veterinaria más cercana y debe pagar por todos los gastos a los que incurra el centro médico. Debe guardar los recibos de la veterinaria donde atendieron al animal, como material probatorio de que se hizo lo posible por preservar su vida.

Si el perro tiene dueño, este es quien debe responder por los daños ocasionados por no llevarlo con correa al momento del accidente. Pero si usted no lo auxilia y luego lo denuncian deberá responder por todos los gastos necesarios.

Por otro lado, si el peludo es un callejero debe trasladarlo de inmediato a un centro veterinario y asumir los costos del servicio siempre conservando las facturas.

Si se trata de un animal silvestre como una tortuga, ave, tigrillo, etc, lo primero que se debe hacer es dar aviso a la respectiva Corporación Autónoma Regional (CAR). En caso de que el accidente involucre un animal que pertenezca a una finca o empresa ganadera (vaca, caballo, res, ternero, burro, etc.), es importante no solo notificar a las autoridades sino identificar al propietario, en razón a que este es quien debe asegurarse que los animales que le pertenezcan se mantengan dentro de sus predios.

¿Qué pasa si no ayuda al animal?

En la ley 1774 de enero de 2016, que busca proteger a los animales del maltrato causado por humanos, se establece que quien “por cualquier medio o procedimiento maltrate a un animal doméstico, amansado, silvestre vertebrado o exótico vertebrado […]incurrirá en pena de prisión de doce (12) a treinta y seis (36) meses, e inhabilidad especial de uno (1) a tres (3) años para el ejercicio de profesión, oficio, comercio o tenencia que tenga relación con los animales y multa de cinco (5) a sesenta (60) salarios mínimos mensuales legales vigentes”.

Estas penas aumentarían cuando se pruebe que los hechos se cometieron “a) Con sevicia; b) Cuando una o varias de las conductas mencionadas se perpetren en vía o sitio público; c) Valiéndose de inimputables o de menores de edad o en presencia de aquellos; d) Cuando se cometan actos sexuales con los animales; e) Cuando alguno de los delitos previstos en los artículos anteriores se cometiere por servidor público o quien ejerza funciones públicas”.

¿Qué hacer si es testigo del accidente?

Si hay testigos del hecho pueden poner la denuncia ante un juez, para que la persona pague por los daños ocasionados al animal herido. También pueden incluso denunciar el hecho ante la Policía Ambiental y ante la Fiscalía.

El abandonar a un animal después de haber afectado su salud, así fuera accidentalmente, es considerado un acto cruel.

Para cambiar esta cultura es necesario que los testigos de este tipo de hechos realicen las respectivas denuncias, de modo que los infractores tomen consciencia de sus actos y se den cuenta de su deber como ciudadanos ante estos sucesos.

Para denunciar estos casos diríjase a Inspección de Policía de Ubaté o llame al patrullero ambiental encargado al 313-3848067.

Números telefónicos de veterinarios en Ubaté:

Manuel: 3142352613

Clínica Veterinaria Santa Ana: 3103431865 o 3016177691

Huellitas: 3106971506