Luna, la perrita rescatada tras ser atropellada en Ubaté

0
878
Luna sigue luchando por recuperarse. La Villa Mascotas.

En días pasados La Villa Mascotas conoció un nuevo caso en donde la víctima era una perrita atropellada en el sector Alcaparros, vía Ubaté – Chiquinquirá. Una familia que vive en la zona no pudo ser indiferente ante el sufrimiento que estaba viviendo esta perrita, así que sin pensarlo la tomaron y la llevaron a Ubaté para ser revisada por un médico veterinario.

Al ser evaluada por los profesionales del Centro Veterinario Santa Ana su pronóstico no era el mejor. “Al parecer tiene dos fracturas y su tratamiento puede costar más de dos millones de pesos porque luego debe ser sometida a terapias con ortopedista por las lesiones”, señaló uno de los médicos veterinarios.

Luna momentos después del accidente. La Villa Mascotas.

Solo había dos opciones: gestionar el dinero para iniciar con exámenes de RX, cirugías y tratamiento, o “dejarla descansar” como varias personas lo sugirieron para parar el sufrimiento de Luna, como fue llamada la perrita atropellada.

Uno de los periodistas de La Vila Mascotas contactó a Carlos Rojas, la persona que recogió a Luna, y al preguntarle que si la perrita está comiendo y controlaba esfínteres, la respuesta fue que sí. “Justo un día después Luna empezó a comer, no mucho, y sabía cuando quería hacer sus necesidades”, señaló el Carlos.

Placa de rayos x de Luna. La Villa Mascotas.

Conociendo que a pesar de la gravedad de las heridas y de lo compleja que sería su recuperación, se inició una campaña para recoger fondos. No fue fácil, porque ni en el mejor de los casos se ha recolectado esa suma de dinero (dos millones de pesos), pero con la ayuda de amigos, amantes de los peludos y lugareños se consiguieron casi $800 mil pesos para cubrir los gastos de recuperación.

Con esta suma se tomaron exámenes de rayos X y el resultado fue esperanzador. Luna no tenía dos fracturas sino una luxación en su cadera que sí requería de intervención quirúrgica, pero no era tan delicada como se creyó en un inicio.

¿Cómo va su tratamiento?

La mayor preocupación eran sus heridas tan profundas e infectadas que tenía en dos de sus patas a tal punto que varios veterinarios manifestaron que sentían mayor temor por las lesiones que por la cirugía porque al ser heridas con esas características podían infectarse al punto de que sus patas debieran ser amputadas.

En esta foto se aprecia la gravedad de la herida y cómo fue tratada para su recuperación. La Villa Mascotas.

El sábado, 16 de marzo, Luna fue trasladada a la Clínica Santa Isabel en Chiquinquirá, lugar donde labora un veterinario especialista en Ortopedia que la operó ese mismo día e hizo lavado quirúrgico a las laceraciones de la piel de la peludita. Permanecerá hospitalizada en el centro en mención al menos una semana mientras sus heridas mejoran y se recupera de la cirugía de cadera.

Cada día de hospitalización tiene un costo de $70 mil, pero por tratarse de una peludita de la calle el costo es de $40 mil por noche y este costo es el único que hace falta por recaudar, pues ya se solventó la deuda en la clínica de Ubaté por valor de $338 mil y en Chiquinquirá de $400 mil con exámenes, mas los que deban tomarle en estos días porque tiene una infección en el riñón a la cual le harán seguimiento.

Imagen de médico veterinario en cirugía con Luna. Archivo particular.

¿Qué pasará con Luna?

De acuerdo con el diagnóstico del médico veterinario, las heridas de Luna pueden tardar meses en cerrar y su recuperación de la cirugía de cadera varía de un perro a otro. Mientras que eso sucede, Carlos, quien la recogió después de ser atropellada, la adoptará y cuando esté bien será esterilizada.

Asimismo, La Villa Mascotas agradece a todos quienes ayudaron a Lunita porque por sus recaudos es que ella está viva y sigue luchando por salir adelante.

Pronto se publicarán más detalles de todo el proceso de esta peludita, víctima del abandono y de conductores imprudentes.

Un delito

Cabe mencionar que si usted atropella un animal y no lo auxilia podrá pagar de 12 a 36 meses de prisión, además de una multa que va los 5 a 60 salarios mínimos legales vigentes.

La norma señala que estas penas aumentarían cuando se pruebe que los hechos se cometieron: “a) Con sevicia; b) Cuando una o varias de las conductas mencionadas se perpetren en vía o sitio público; c) Valiéndose de inimputables o de menores de edad o en presencia de aquellos; d) Cuando se cometan actos sexuales con los animales; e) Cuando alguno de los delitos previstos en los artículos anteriores se cometiere por servidor público o quien ejerza funciones públicas”.

LA VILLA MASCOTAS