Fundación Casa de la Providencia celebra 78 años de servicio

Hoy la Fundación cuenta con 54 adultos, de los cuales 41 están sin familia.

0
2906
Desde 1940 reposa el acta de fundación, desde esa época Ubaté cuenta con esta casa. La Villa.

Clementina Tabaco Neusa tiene 67 años de edad y desde los 36 llegó a la Fundación Casa de la Providencia por un problema de parálisis. Ella, al igual que otros 51 adultos mayores, se benefician de este hogar que hoy, 28 de mayo de 2018, cumple 78 años de fundación.

Cada uno de los beneficiados tiene su historia de cómo llegó aquí, pero la mayoría de los huéspedes lo hicieron por abandono, olvido o porque el destino los dejó solos; condición que no ha sido obstáculo para tener una vejez digna.. Así lo recalca la representante legal de Casa de la Providencia, Ana Lucía ‘Lucero’ Cornejo, quien desde el 2005 lleva las riendas de esta iniciativa.

Jornada de belleza. La Villa.

“Llegué por encargo del obispo de esa época, quien decidió invitarme a liderar este lindo proyecto que le ha traído felicidad a mi vida y por el que hoy siento mucha gratitud”, resalta Cornejo. Agrega, además, que ser sobrina de la señora Eliza Cornejo, conocida por ayudar con donativos en la Panadería San Antonio, le sirvió para el llamado del plenipotenciario.

Los espacios de esta fundación son amplios, cómodos y confortables. Cuentan con una capilla en donde se celebra todos los días la eucaristía, zonas verdes extensas: del tamaño de unas tres canchas de fútbol, en las que los abuelos pueden disfrutar del ambiente Y respirar aire puro.

Hoy la Fundación cuenta con 54 adultos, de los cuales 41 están sin familia, pero con el apoyo de municipios que subsidian su estadía mes a mes: 30 de Ubaté, 8 de Tausa y 3 de Sutatausa. Tiene capacidad para 60 abuelitos.

Los abuelos tienen a la entrada de la Fundación una cartelera con su foto y nombre. La Villa.

Las familias

Según la gerontóloga Clara Fernanda Gómez, directora de la Fundación, solo 12 abuelitos cuentan con familia, pero no cuentan con recursos económicos suficientes para cubrir los gastos. A pesar de ello, la Fundación hace estricto seguimiento de las visitas. “Tenemos unas planillas para el registro de las visitas, y si no vienen en un mes, empezamos a activar redes: comisaría, personería, para no dejar vulnerar sus derechos”, resalta.

Gómez recuerda, con tristeza, que hace apenas unos días, un abuelito falleció en el comedor mientras consumía sus alimentos. “El paciente broncoaspiró en el comedor. Se le prestaron todas las ayudas, los enfermeros reaccionaron, pasamos al Hospital y no se pudo hacer nada por él. Murió. Fue doloroso por el vínculo que se forma al compartir día a día con ellos”, recuerda.

Ella es Aura María, quien lleva más de 10 años en la Fundación y ayuda a marcar la ropa con bordados de los adultos mayores cuando llegan. La Villa

Fechas especiales

Los abuelitos comen cinco veces al día y celebran las fechas especiales como cualquier otra persona. La última actividad que realizaron fue la festividad de madres, en la que los hombres le entregaron rosas y chocolates a las mujeres, detalle que fue dado por la Fundación y por los practicantes de la Escuela de Enfermería de Ubaté y Arkos U.

Deja Tu Huella

El próximo 8 de julio, la Fundación Casa de la Providencia, el Hogar Geriátrica San Carlos, la Casa del Abuelo Villa Paulina y la Fundación Santo Cristo, se unirán para realizar el ‘Primer Festival Deja Tu Huella’, una iniciativa cultural y participativa con la que buscan recaudar recursos.

El lugar del evento será la pista de BMX Peñamonte.

REDACCIÓN LA VILLA