11.8 C
Villa de San Diego de Ubaté
domingo, septiembre 19, 2021

Parque Ricaurte, la obra que mayor escepticismo genera

Lo más leído

Faltan 15 días para que finalice el periodo constitucional del actual alcalde de Ubaté, Carlos Santana, y las obras, por las que se destacó su gestión, empiezan a dar luz verde. Sin embargo, existen dos trabajos que han levantado todo tipo de ‘ampollas’ y suspicacias entorno a la alteración comercial ocasionada y que están en la retina de los habitantes del municipio.

Se trata sobre la semipeatonalización de la ‘Calle del Comercio’ y del Parque Ricaurte. En principio, estás dos obras pasaron por los tribunales debido a tutelas interpuestas por personas que se proclamaban afectadas por el desarrollo de las obras civiles.

La carrera séptima o ‘Calle de Comercio’ es la que menos escepticismo genera, pues para la percepción de cada ciudadano es la que menor trabajo tiene y, a su vez, la que mayor avance ha alcanzado, en comparación con su par, el Parque Ricaurte’.

En consecuencia, la remodelación de las ‘Casetas Turísticas’ queda mal parada, puesto que a simple vista es poco lo que se ha avanzado.

Versión que es objetaba por el alcalde Santana, como por el Secretario de Obras Públicas, Daniel Ojeda, quienes indican que si bien no la entregarán completamente terminada si alcanzará un importante desarrollo en su ejecución. “Los tiempos no han sido los esperados. Nos afectó mucho los 15 días que duró quieta la remodelación por las tutelas que interpusieron, pero estamos seguros que vamos a entregar el 90% del total del Parque”, sentenció Ojeda.

Según Obras Públicas, la construcción del Parque Ricaurte lleva un 60% de su ejecución total, es decir que sólo faltaría un 30%, que será entonces lo que se adelantará en estas dos últimas semanas para así alcanzar lo dicho: entregar el 90%.

Pero entonces, de ser así, ¿Qué quedaría pendiente? “Lo que faltaría por hacer son detalles. Remates de la obra, los acabados arquitectónicos y la puesta en marcha del equipo de bombeo”, contó Ojeda.

Y es que sólo para los trabajos del Parque Ricaurte existen cinco frentes de obra: un grupo de personas se encarga de la parte eléctrica, otros adelantan labores hidrosanitarias, otro tanto de la mampostería y la estructura y finalmente, están los encargos del urbanismo, todo lo relacionado con los andenes y sardineles. En ese orden de ideas, y pese a que el ojo diga lo contrario, el 30 de diciembre se estará haciendo la entrega formal del nuevo Parque Ricaurte.

JORGE SUÁREZ 

REDACCIÓN LA VILLA

Ponte al día