7.6 C
Villa de San Diego de Ubaté
sábado, diciembre 10, 2022

Cámaras trampa registraron avistamiento de Tamá, el oso que escapó de reserva natural en Tocancipá

El mamífero quedó registrado consumiendo los alimentos que el equipo de búsqueda ubicó en puntos estratégicos

Lo más leído

En una de las cámaras trampa dispuestas por la Fundación Parque Jaime Duque en distintos puntos del cerro Tibitoc y zonas aledañas, en el municipio de Tocancipá, quedó registrado Tamá, el oso que el pasado 15 de septiembre salió de manera imprevista de la reserva Wakatá donde permanecía en cuarentena.

El equipo de búsqueda compuesto por profesionales del parque Jaime Duque, de Parques Nacionales Naturales y de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) ubicó, en puntos estratégicos, frutos de los que habitualmente se alimenta esta especie, lo que permitió que durante el fin de semana el animal fuera avistado consumiéndolos y en buenas condiciones físicas.

“La reserva que se ubica alrededor del parque es pequeña y gracias a los alimentos que hemos ubicado allí es que el oso se ha mantenido en esa zona. Sin embargo, allí la vegetación está conformada por bosques de eucalipto que no brindan la oferta de alimento que requiere el animal, es por eso que además hemos estado complementando con agua para que se mantenga allí y no se desplace hacia otra zona”, dijo Leonardo Martínez, biólogo de la CAR.

De acuerdo con el profesional, al haber sido desarraigado tan pequeño de su mamá, el animal no desarrolló ciertas condiciones para la superviviencia, por lo que es altamente probable que si se desplaza hacia el hábitat silvestre no logre sobrevivir. Es por esto que, según explicó, debe regresar a la zona donde permanecía en cuarentena, para que con asistencia humana pueda seguir viviendo.

“A pesar de que lo vemos aparentemente en buenas condiciones, que anda y come, es un animal que no se ha desarrollado para la vida silvestre por haber sido desarraigado tan pequeño del núcleo de su madre. Si se desplaza al hábitat silvestre probablemente no logre seguir viviendo, no porque no consiga alimento, sino por la carencia de otras habilidades que debió adquirir”, explicó el profesional.

La CAR reiteró el llamado a proteger la vida del animal y a acatar las recomendaciones para salvaguardar tanto su integridad como la de las personas, pues explicó que, aunque es un animal tranquilo, si se ve expuesto a condiciones extrañas para él, puede asustarse y tornarse agresivo.

Por ello recuerda, en caso de avistarlo no acercarse a él, no fotografiarlo, no atacarlo, no intentar alimentarlo y dar aviso inmediato a las autoridades. Además, recomendó mantener animales domésticos y ganado resguardados.

El equipo de búsqueda sigue activo apoyado con drones con los que mantiene cubierta la zona para poder rescatar al mamífero y regresarlo al Bioparque Wakatá a donde llegó proveniente del departamento de Norte de Santander.

- Publicidad -

- Advertisement -

Ponte al día