19.4 C
Villa de San Diego de Ubaté
jueves, enero 20, 2022

Comunidad de la calle 17 se opone al paso del tráfico de volquetas por este sector de Ubaté

Lo más leído

El tráfico de volquetas, provenientes de las gravilleras de Carmen de Carupa, se desvió a la calle 17 generando, de esta manera, malestar entre los lugareños que residen en la zona conocida como “la vuelta al cuatro”. Este cambio se produjo debido al arreglo que se adelanta en la calle 12.

Tal fue el desacuerdo de esta población que, el martes 20 de agosto, bloquearon esta vía para impedir el paso de las volquetas como protesta a la decisión tomada por la Administración Municipal de utilizar este corredor vial. “Esta vía no está diseñada para un flujo vehicular de doble sentido y menos de carga pesada. No vamos a permitir que este sector se vea afectado por una actividad que no le genera ningún tipo de beneficios a Ubaté”, señaló uno de los manifestantes.

Los habitantes de la calle 17 bloquearon la vía como protesta por el paso de estas volquetas.

Por su parte, un informe técnico presentado por la CAR Cundinamarca, el 20 de agosto, señaló al respecto que “no es recomendable que esta vía sea utilizada para paso alterno de vehículos de carga pesada, sin que se cuente con todas las medidas técnicas y de seguridad que eviten materializar la afectación de la ronda del río Ubaté por el tramo donde pasaría tráfico pesado”.

A raíz de este inconveniente el concejal Fernando Moya citó a un debate en el que participó la comunidad y los secretarios de Gobierno, Tránsito y Obras Públicas. Durante la sesión, las personas afectadas dieron a conocer la problemática. “Los niños, peatones y ciclistas que transitamos por este sector estamos sometidos a un gran riesgo por una decisión arbitraria y sin ninguna planeación. La posibilidad de un accidente es alta”, afirmó Xiomara Gordillo, habitante del sector.

Video: Sesión del Concejo Municipal de Ubaté, sobre el paso de tráfico pesado por la calle 17

A su turno, Carlos Gómez, otro de los lugareños afectados por esta situación, expuso que la vía no le corresponde al municipio sino a la comunidad, que “muy amablemente cedió predios” con el único objeto de ver a “Ubaté progresar”, y resaltó que no por eso van a permitir que se les tome como “tontos”. Además, exigió respeto. “Estos terrenos no los ha legalizado el municipio, los mismos que hoy están violentando, porque nosotros no hemos autorizado el paso de estos vehículos. Esto es un abuso que está cometiendo la Administración”.

En la sesión, que contó con una participación importante de la comunidad, se tocaron otros temas como la polución, daño ambiental y la falta de un Plan de Ordenamiento territorial (PBOT) actualizado.

La secretaria de Gobierno, Carolina Castro, indicó que el paso de las volquetas por este sector solo sería por un periodo de cinco meses, mientras se terminan las obras en la calle 12 y que, además, hay un decreto que señala el desvío de este tráfico pesado, documento que fue criticado, puesto fue expedido el mismo día de la protesta en horas de la tarde.

Soluciones

Varios de los concejales reconocieron que este es un problema que aquejará a las comunidades por donde se desvié el tráfico de estas volquetas, además de coincidir con los puntos expuestos por la comunidad.

Entre las propuestas para buscar una solución, el concejal Fernando Moya mencionó que el municipio puede alegar que por motivo del arreglo de calle 12 no cuenta con otra vía por donde desviar este tráfico, teniendo en cuenta que por el casco urbano está prohibido el paso de vehículos de más de 80 toneladas y, por tanto, por cinco meses, deben buscar otra alternativa.

De acuerdo con la secretaría de Gobierno, las gravilleras tienen demandado al municipio por $44 mil millones debido a la restricción horaria impuesta para el paso del tráfico pesado.

El concejal Fernando Cely, por su parte, propuso un “sistema de pico y placa” que serviría para atenuar “por lo menos en un 50% el impacto de este tráfico”.

Estas propuestas fueron llevadas a la reunión que se llevó a cabo el pasado lunes, 26 de agosto, en la que asistieron los representantes de las gravilleras, la Administración Municipal –con el jurídico-, el personero, la comunidad y una comisión del Concejo.

LA VILLA conoció que en este encuentro se volvieron a reiterar los inconformismos de la comunidad, como la decisión de no dejar pasar más el tráfico pesado por la calle 17 y la Administración Municipal indicó que existe un concepto técnico de la CAR que impide su paso.

No obstante, los directivos de las empresas gravilleras respondieron que la noticia los toma por sorpresa y que no están preparados para dicha medida. Frente a esto, los lugareños afectados aseguraron que permitirán el paso de las volquetas por el sector solo por cinco días más mientras los alcaldes de Ubaté, Carmen de Carupa y Susa llegan a un acuerdo con las gravilleras para habilitar una nueva vía rural.

“Llamó la sorpresa que los de las gravilleras dijeron que en el año 2017 el municipio de Susa sacó un decreto expedido por el alcalde, Óscar Rocha, que prohíbe el tráfico pesado por la zona urbana del municipio. Entonces uno se pregunta, si Susa pudo, ¿por qué Ubaté no?”, concluyó Moya.

El lunes, 2 de septiembre, será la próxima reunión para plantear una solución definitiva.

Jorge Suárez Celis

REDACCIÓN LA VILLA


Encuéntranos en redes sociales

FacebookTwitter e Instagram 

para conectarte con las noticias, historias e imágenes.

Ponte al día