Este año tampoco habrá actualización del PBOT en Ubaté

Así lo dejó claro el secretario de Planeación de Ubaté, Albeiro Montaño, tras un debate de control con las autoridades responsables de su actualización.

0
1342
Así lo dejó claro el secretario de Planeación de Ubaté, Albeiro Montaño, tras un debate de control con las autoridades responsables de su actualización. La Villa.

En un acalorado debate, y sin la presencia del alcalde de Ubaté, Edgar Márquez, se llevó a cabo un nuevo ‘cara a cara’ entre las autoridades responsables de la actualización del *Plan Básico de Ordenamiento Territorial (PBOT). El recinto del Concejo Municipal sirvió para despejar dudas y escuchar a las partes.

El PBOT de Ubaté, que fue proyectado en 2003 para un periodo de 12 años, suma ya siete de retraso. El documento que señala, entre otras cosas, objetivos y estrategias territoriales en los sistemas de comunicación entre áreas urbana y rural, clasificación de suelos, expansión, delimitación de las áreas protegidas y las zonas que están en riesgo o expuestas a amenazas, se encuentra vencido y su proceso de actualización está cada vez más enredado.

Cronología

La Administración del ex alcalde, Carlos Santana, contrató una firma privada por un valor superior a los 300 millones de pesos (que en este momento sigue vigente), con la finalidad de elaborar la actualización del PBOT municipal, documento que fue presentado a la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) el 17 de diciembre de 2015 para su revisión y aprobación.

Al mes siguiente, en enero 7 de 2016, el ente ambiental dio trámite al documento presentado y lo devolvió con observaciones de ajuste, concretamente sobre puntos de riesgo, amenaza o vulnerabilidad en el territorio; recomendaciones que recibió la entrante administración del alcalde, Edgar Márquez.

El 28 de marzo de 2016, la CAR les solicitó a la Administración Municipal si iban a continuar con el proceso, pues a esa fecha no habían recibido las correcciones solicitadas.

Desde entonces, la actualización y ajuste del componente de riesgo del documento del PBOT de Ubaté entró en una orla de incertidumbre donde no hubo desarrollo y respuesta a las recomendaciones solicitadas por la CAR, apenas un tímido acercamiento el 9 de abril de 2018, cuando presentaron, sin éxito, algunos ajustes de riesgo ante el ente ambiental, es decir, 27 meses después.

El 15 de enero de 2019, la Administración volvió a radicar ante la CAR nuevamente el documento completo con los ocho componentes exigidos. Sin embargo, la historia se repitió: el 31 de enero, el ente ambiental le respondió que aún le hacía falta incorporar en los archivos presentados el componente de riesgo de acuerdo al Decreto 1807 de 2014.

Desde ese entonces, a la fecha, las cosas siguen igual y sin avance.

El componente de riesgo

A raíz de esta situación, el Concejo Municipal realizó invitación a las partes involucradas para que explicaran cuáles fueron las razones por la que el POBT esté en el limbo, pues esta situación ha generado incertidumbre en la comunidad, que empieza a preguntarse sobre el por qué no se le ha dado desarrollo a la actualización de la ‘hoja de ruta municipal’, inquietud que el secretario de Planeación de Ubaté, Albeiro Montaño, le respondió a los concejales, indicando que este año “no cree” que el documento se presente para su actualización.

El director de la CAR de Ubaté, Yuber Cárdenas, explicó que no es por capricho la exigencia del componente de riesgo, pues es un instrumento necesario para “reglamentar las condiciones, y la delimitación, de las áreas de amenaza y con condiciones de riesgo”, además que la Corporación Autónoma “ha facilitado las herramientas, espacios y profesionales para avanzar en su formulación”.

Por otro lado, Cárdenas mencionó que los archivos que recibieron en el documento presentado no les abren, pues para la presentación de mapas y demás planos tipográficos deben ser presentados en un formato especializado para tal fin.

A su turno, el titular de Planeación indicó que la realización de un estudio completo de riesgo, como lo exige la norma nacional, asciende a los $350 millones, presupuesto con el que no cuentan. “Lo único que podemos decir es que vamos a ver si existe la posibilidad de hacer algunas gestiones para conseguir algún apoyo para avanzar en este tema”, apuntó Montaño.

Teniendo claro que este año una vez más no habrá PBOT en Ubaté, la presidenta del Concejo, Michel Correa, fue enfática en indicar que el cabildo municipal ha estado pendiente de este proyecto. “No es cierto que el Concejo Municipal no ha tenido un compromiso. Todos los presidentes en estos cuatro años hemos invitado y hemos citado en diferentes ocasiones a todos los responsables. Hemos hecho control y seguimiento, pero hasta ahí llegan nuestras funciones. Nosotros no podemos tomar direcciones respecto al PBOT, eso le corresponde al Alcalde”, puntualizó.

El contrato

Ahora el reto para esta Administración no estará enfocado en presentar el documento final de la actualización del PBOT, sino en buscar la manera jurídica y técnica para liquidar el contrato vigente, el cual se firmó en 2014 con los contratistas responsables de su formulación, quienes son provenientes de Yopal, Casanare.

Lleno de vacíos, investigaciones y cuestionamientos, el contrato de PBTO para Ubaté completa ya cinco años sin ningún avance y, lo que es peor, sin ninguna claridad de su futuro. “Esta administración le queda un objetivo: asesorarse jurídicamente y dar liquidación a ese contrato para dejarle una puerta abierta para quien llegue”, expresó el concejal, Richard Bernal, quien además dijo que para él es “una desilusión no haber poder podido sacar el PBOT adelante”.

La pregunta que ahora queda en el aire es si realmente la Administración actual logrará liquidar o suspender el contrato o, si por el contrario, el alcalde que llegue deberá asumir esta responsabilidad.

Al respecto, la secretaria de Gobierno, Carolina Castro, mencionó que la Administración del alcalde, Edgar Márquez, no ha realizado ningún pago al contrato del PBOT, pues alude que fue en la administración anterior (el 22 de diciembre de 2014) que se realizó una adición al contrato por un valor cercano a los $70 millones.

Castro explicó, además, que con los asesores jurídicos y Secretaría de Planeación han tenido mesas de trabajo para determinar qué hacer con el contrato. “Ya tenemos el análisis jurídico, ahora se está revisando la parte técnica, punto a punto. Cuando terminemos esto nos volveremos a sentar y se determinará qué se va a hacer. Por ahora no es posible saberlo”.

Así como Ubaté, el panorama nacional no es diferente. Cifras del Ministerio de Vivienda revelan que el 83 por ciento de los municipios del país (916) tienen vencido su POT.

*Tenga en cuenta:

Plan de Ordenamiento Territorial (POT): municipios con más de 100.000 habitantes.

Plan Básico de Ordenamiento Territorial (PBOT): municipios entre 30.000 y 100.000 habitantes.

Esquema Básico de Ordenamiento Territorial (EOT): municipios con menos de 30.000 habitantes.

REDACCIÓN LA VILLA