Hospital El Salvador de Ubaté pierde $4.500 millones para lo que sería la nueva Central de Urgencias

0
3176
Lo que en el año 2014 fue presentado como el mega proyecto en salud, hoy es solo una imagen que quedó en planos. La Villa.

Lo que en el año 2014 fue presentado como el mega proyecto en salud, hoy es solo una imagen que quedó en planos.

Una respuesta a un derecho de petición, presentado por un ciudadano del municipio de Cucunubá, confirmó lo que era un secreto a voces: el Hospital El Salvador de Ubaté ya no cuenta con $4.500 millones para lo que sería la nueva Central de Urgencias. Así lo explicó la secretaria de Salud de Cundinamarca, Ana Lucía Restrepo, quien reveló detalladamente el por qué no se ejecutaron estos recursos.

En el año 2014 El Salvador suscribió el Convenio 1054 con la Gobernación de Cundinamarca por un valor de $1.500 millones con el objetivo de “mejorar la infraestructura hospitalaria que le permitiera a la comunidad el acceso oportuno y efectivo a los servicios de promoción, prevención, protección y recuperación en salud (…)”, dice la misiva.

En ese mismo año, el exalcalde de Ubaté, Carlos Santana, aportó $1.100 millones, mediante el Convenio 010, como contribución del municipio al proyecto.

En ese entonces, para la ejecución de este convenio se requería contar previamente con la aprobación del proyecto por parte del Ministerio de Salud, quien al momento de la revisión lo valoró en $4.596 millones, siendo necesario garantizar su financiación total.

Por ello, en el año 2016, el Gobernador de Cundinamarca, Jorge Rey, asignó otros $1.900 millones mediante la suscripción del Convenio 1187, aporte que permitió completar la totalidad de los recursos que exigía el Ministerio de Salud.

(Lea también: Hospital El Salvador de Ubaté recibe ‘Premio a la excelencia en transparencia 2018‘)

Adicional, para la ejecución de esto convenios era necesario contar con los diseños arquitectónicos y de redes (los cuales fueron aprobados en diciembre de 2017 también por el Ministerio de Salud) y la licencia de construcción para poder iniciar proceso de contratación por parte del Hospital.

Sin embargo, los plazos para la ejecución de los convenios se vencieron el 30 de marzo de 2018, “fecha en la cual no se contaba con todos los requisitos para adelantar el proceso de contratación por parte de la ESE y por vencimientos de términos se liquidan los convenios”.

Tal situación llevó a que el 16 de octubre de 2018 el Hospital devolviera los $1.900 millones y hasta la fecha sigue pendiente la devolución de los otros $1.500 millones.

La respuesta no hace referencia de cuál es el destino de los $1.100 millones aportados por el municipio, puesto no está bajo el control de la Secretaría de Salud de Cundinamarca.

Con este contexto quedan varias preguntas que deben ser resueltas. Por un lado, ¿Por qué no se contaba con todos los requisitos que llevó al vencimiento de términos? ¿Qué pasó con el aporte del municipio? Y finalmente, ¿quiénes son (o es) los responsables de este descalabro administrativo?

En desarrollo…

REDACCIÓN LA VILLA