Policía Simijense murió tras ataque a puesto de control en Arauca

0
1063
Durante su carrera el patrullero Óscar González Torres obtuvo seis felicitaciones y tres condecoraciones por sus servicios prestados en pro de la seguridad y la convivencia ciudadana. Archivo particular.

Dos policías perdieron la vida y un celador resultó herido de gravedad luego de que la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) en Arauca, sufriera ataque en la mañana del lunes, 18 de febrero.

Gran consternación ha causado en la comunidad simijense el asesinato del patrullero Óscar Alberto González, oriundo de Simijaca, y quien contaba con 28 años de edad, tres de los cuales estuvo al servicio de la institución. Durante su carrera obtuvo 6 felicitaciones y 3 condecoraciones por sus servicios.

Según las versiones preliminares los uniformados fueron atacados en el Puente José Antonio Páez, que comunica a Colombia con Venezuela.

Dos sujetos llegaron a pie hasta el puesto de control, donde se encontraban los dos uniformados sentados en la caseta de inspección del Instituto Colombiano Agropecuario ICA.

Por su parte, Jeison Alfonso Bejarano, quien murió en el lugar del ataque, tenía 26 años, nació en Chinchiná, Caldas, y había estado durante 7 años en la Policía, los últimos 5 al servicio de la Polfa. Durante su carrera obtuvo 13 felicitaciones y 4 condecoraciones por sus servicios.

La acción de los sicarios fue adelantada cuando varias personas de nacionalidad venezolana realizaban el desplazamiento por el corredor humanitario que se tiene a través del Puente José Antonio Páez, cerrado desde el 17 de septiembre de 2015

Los responsables quedaron grabados en los sistemas de las cámaras de seguridad del sector. Vestían pantalones cortos, franelas, chancletas y gorras, y emprendieron la huida por una trocha a orillas del río Arauca. Se cree que podrían haber traspasado la línea fronteriza para internarse en la población de El Amparo, estado Apure, en el país vecino.

En una declaración, el comandante encargado del departamento de policía Arauca, Coronel Jimmy Bedoya Ramírez, responsabilizó de esta acción a milicianos guerrilleros del Eln que han protagonizado las últimas alteraciones de orden público en la región.

En el lugar donde ocurrieron los hechos las autoridades tienen establecido un Plan Candado y ofrecieron una recompensa de 50 millones de pesos, para quien brinde información que ayude a dar con el paradero de los culpables.

LAVILLA.COM.CO