La Administración Municipal realizó la verificación de todas las cámaras de seguridad con la que cuenta el municipio de Ubaté y determinó que más de 50 se encuentran fuera de servicio debido a que un rayo quemó varias de ellas.

Solo 67 cámaras están en condiciones de uso; de esas, alrededor de 15 se encuentran apagadas debido a que en las residencias en donde están conectadas, los propietarios no asumen el recargo de luz que les implica tener bajo su responsabilidad estos dispositivos.

La situación ya es conocida por las autoridades quienes decidieron trasladar todos los equipos apagados para ubicarlos en nuevos lugares, así como adquirir nuevas cámaras. Aunque aún no hay nada concreto.

Es un hecho que Ubaté requiere invertir en tecnología para consolidar los esfuerzos en seguridad. Sin embargo, de acuerdo con la secretaria de Gobierno, Carolina Castro, no hay presupuesto para comprar las cámaras de seguridad que se necesitan.

El periódico La Villa conoció que la partida presupuestal destinada para seguridad este año es de $80 millones, los cuales aún no tienen el Certificado de Disponibilidad Presupuestal (CDP) otorgado por la Secretaría de Hacienda, a causa de la carencia de recursos.

“En estos momentos el municipio está escaso de dinero, entonces la invitación es para todos los comerciantes que se encuentran pendientes por pagar el impuesto de Industria y Comercio se pongan al día y así podamos obtener ese rubro que es prioritario para la alcaldía y poder comprar las cámaras”, expresó Castro.

El tiempo juega en contra de la Administración Municipal, quien empezó un tímido esfuerzo para avanzar en el censo de Industria y Comercio que permita recoger el dinero que aún se le adeuda en impuestos al municipio.

Con respecto a los dinero provenientes del Fondo de Seguridad (FonSeg), fue utilizado para el combustible y mantenimiento para el cuerpo automotor de la Policía Nacional y el arreglo del CAI móvil.

“Nos toca con recursos propios, por eso se le solicitó al Ministerio del Interior que nos apoye con cámaras y equipos de seguridad”, concluyó Castro.

De acuerdo con Castro, en total fueron 117 las cámaras seguridad instaladas, de las cuales solo 52 sirven, es decir, menos de la mitad.

REDACCIÓN LA VILLA