Cristian, el niño con raíces de Ubaté que se perfila como piloto de la Fórmula 1

0
2185
Su sueño es llegar a la Formula 1, la categoría reina del automovilismo a nivel mundial. Archivo particular.

A sus cortos ocho años, Cristian Orlando Carrillo Franco, se perfila como una celebridad a bordo de los vehículos de alta velocidad. Él, al igual que los demás niños de su edad, se divierte jugando con carros, y aunque no es de juguete, así lo ve.

Su habilidad sobre el volante le permite disfrutar de un gusto heredado por su padre y ya empezó a practicarlo de manera profesional.

Aunque no nació en Ubaté, por sus venas corre sangre de la región, gracias a sus familia paterna, oriundos de Capellanía, donde viven sus abuelos. Nació un 1 de Febrero de 2009 en Bogotá y según sus padres, Clemencia y Cristian, es un constante visitante de la región.

Día de la competencia en Campeonato Rok Cup Colombia el pasado mes de marzo. Archivo particular.
En el podio, al ocupar la segunda casilla. Archivo particular.

Cursa segundo grado en el Colegio Colombo Británico. Sus actividades académicas las complementa con su pasión por los karts. Sus inicios fueron en la pista de Kartway, a la entrada de Bogotá.

Luego, y gracias al destacado gusto por la velocidad, sus padres decidieron inscribirlo en un proceso profesional para empezar a ‘pulir’ ese talento. El Campeonato Rok Cup Colombia By Vortex, parecía la mejor opción, ya que combina cualidades propias en el mundo del kartismo: facilidad de uso, que permite hacer adeptos desde  muy temprana edad enfocándolos en desarrollar sus habilidades como pilotos, y alto rendimiento, para ser más competitivos. Por su edad, Cristian empezó en la categoría MiniRok, como lo denomina la competencia.

Ahora hace parte de Birel Art Colombia, uno de los mejores equipos de karts a nivel nacional. Pedro Arias, un experimentado preparador y Michael Arias, su mecánico, completan el equipo que rodea a Cristian, quien entrena dos veces por semana alternando sus estudios con los entrenamientos para lograr cumplir con todas sus responsabilidades.

Cristian, junto a su ídolo, el piloto colombiano Juan Pablo Montoya. Archivo particular.
El bicampeón de la Formula 1, Emmo Fittipaldi, al entregarle el reconocimiento. Archivo particular.

Cristian ya empieza a familiarizarse con el podio, pues ocupó la segunda casilla en el Campeonato Rok Cup Colombia el pasado mes de marzo y tuvo la fortuna que el Bicampeón de la Formula 1, el brasilero Emmo Fittipaldi, quien fuese piloto en la década de 1970 y obtenido 14 victorias, 35 podios, dos campeonatos en 1972 y 1974, y dos subcampeonatos en 1973 y 1975, le entregara el galardón. Su sueño es llegar a la Formula 1, la categoría reina del automovilismo a nivel mundial,

Cristian, quien es patrocinado por la empresa, Lácteos Colfrance, tiene como ejemplo el piloto colombiano, Juan Pablo Montoya, y espera seguir acumulando triunfos en el extenso y largo camino que quiere correr. Sabe que debe derramar sudor y gasolina para recorrer los kilómetros que lo separan de la meta y del podio de la Formula 1.

REDACCIÓN LA VILLA