Incertidumbre por el cierre de oficinas del catastro en Ubaté

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
La sede operativa de catastro en Ubaté, que funcionó por más de 30 años, ya fue cerrada. Archivo particular.
La sede operativa de catastro en Ubaté, que funcionó por más de 30 años, ya fue cerrada. Archivo particular.

Los ciudadanos de Ubaté, y de toda la provincia, fueron sorprendidos con la noticia del cierre definitivo de la oficina de catastro que el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) tenía habilitado en Ubaté para la atención de toda la provincia.

Mediante un comunicado se informó que “dando alcance a la Resolución Nro 585, de fecha 23 de junio de 2020, expedida por la directora general del IGAC (…), se da inicio al trámite de habilitación como gestor catastral al departamento de Cundinamarca”.

Así las cosas, se suspenden los servicios que presta el IGAC en Ubaté para adelantar el inventario y desmonte de la unidad operativa de catastro en Ubaté.

En el comunicado, colgado en la puerta de la oficina, se informa, además, que desde el pasado “17 de noviembre de 2020 los trámites, actuaciones y procedimientos de los municipios de Carmen de Carupa, Fúquene, Lenguazaque, Susa, Sutatausa, Tausa y Ubaté deberán ser radicados al correo electrónico: eduardo.contreras@cundinamarca.gov.co, coordinador de la agencia catrastal, o dirigirse a la Gobernación de Cundinamarca, Torre Educación, piso 5”.

La imagen puede contener: 1 persona

Para el caso de Simijaca, Cucunubá y Guachetá, se deberán dirigir a la dirección central en Bogotá, carrera 30 Nº 48-51, teléfono 3773214.

Por la anterior, si usted necesita adelantar algún trámite en esta entidad en Ubaté, como cambio de propietarios, desemglobes para asignar nuevas cédula catastral o rectificaciones de área o linderos, ahora deberá hacerlo virtualmente o dirigirse hasta Bogotá.

Sobre del porqué de esta decisión, se conoce que se da en cumplimiento al proceso de cambio de gestores catastrales que ahora asumen las gobernaciones y Cundinamarca es uno de los primeros departamentos que adoptá esta responsabilidad.

Aunque no se conoce qué pasará con la atención en las cabeceras municipales, sí se sabe que ya inició el empalme entre la Gobernación de Cundinamarca y el IGAC para recibir y entregar la información respectivamente, y una vez el departamento tome el control total de estos trámites informaría de si abrirá sedes satélites en los municipios.

Por ahora, la sede operativa de catastro en Ubaté, que funcionó por más de 30 años, ya fue cerrada.

Esta acción de cierres de oficinas ya fue realizada en los departamentos de Arauca y Boyacá.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp