14.9 C
Villa de San Diego de Ubaté
sábado, octubre 24, 2020
- Publicidad -

Diego, el joven de 13 años que rifa cuadro de la Basílica Menor de Ubaté para pagar su carrera profesional

Gracias a su ingenio, talento y creatividad, este pequeño va sumando peso a peso el dinero que le servirá para pagarse la carrera una vez culmine su bachillerato.

Debes leer

Los tres mineros rescatados en Tuta, Boyacá, se recuperan tras cuatro días atrapados bajo tierra

Óscar Iván Díaz, José Orlando Hernández y Víctor Manuel Amézquita, los tres mineros rescatados en una mina de carbón en Tuta, Boyacá, tras más...

Fúquene abre banco de ayudas técnicas para personas en situación de discapacidad

La Administración Municipal de Fúquene hizo apertura del banco de ayudas técnicas para personas con discapacidad que primera vez en la historia está al...

Ya se sembraron las primeras 10 fanegadas de cebada maltera en Ubaté: siete asociaciones beneficiadas

Un total de 10 fanegadas de cebada maltera fueron sembradas en el municipio de Ubaté, en Cundinamarca. Este municipio se vincula al programa de...

Continúan los trabajos de rescate de los tres mineros atrapados en mina de carbón en Tuta, Boyacá

Más de 24 horas completan las labores de rescate de los tres mineros atrapados tras un derrumbe registrado en una mina de carbón en...

Con tan solo 13 años de edad, Diego Alexander Castiblanco González, estudiante de octavo grado de la Escuela Normal Superior de Ubaté, ya piensa en su futuro. Tiene una cuenta bancaria en la que deposita el dinero que va consiguiendo para poder costear su carrera universitaria.

Gracias a su ingenio, talento y creatividad, este adolescente va sumando peso a peso el dinero que le servirá para pagarse su carrera profesional de contaduría pública una vez culmine su bachillerato.

Es así que para conseguir más recursos elaboró un cuadro en plastilina de la Basílica Menor de Santo Cristo de Ubaté, obra que le tomó tres días, y que ahora está rifando para seguir sumando dinero en su fondo educativo.

Santa Bárbara es un barrio del municipio conocido por las riñas, la delincuencia. Pero esta vez, Diego hace que esta zona sea conocida por su talento. La Villa.

La vena artística

“Desde que entró a sexto grado le encantó lo del arte y desarrolló creatividad. Él ayudó a pintar un mural en el colegio (Escuela Normal Superior) que habla del conocido caso de Sergio Urrego, con mensajes que van en contra de la discriminación y el bullying. También realizó una réplica de la Capilla de Santa Bárbara en plastilina y un lienzo de su mascota”, cuenta Nidia Inés González Vásquez, madre de Diego.

Explica, además, que mucho antes de que ingresara al bachillerato, Diego ya mostraba inquietud por los dibujos y la pintura.“El primer arte que hizo en plastilina fue la Capilla de Santa Bárbara con tejas de barro. Un día la vieron y le ofrecieron $25 mil pesos y pues él la vendió; estaba muy contento porque había ganado su primer dinero gracias a su arte. No lo creía”, manifiesta Nidia.

Con la ilusión de todo niño a esa edad, y con el dinero de su primera venta en el bolsillo, Diego entendió que podía seguir explotando su vena artística y usar lo ganado para invertirlo en su otra pasión: los números.

La rifa

Con el cuadro de la Basílica terminado, y la ganas de exhibirlo para buscar clientes interesados, los padres de Diego le dieron una idea: hacer una rifa con boletas a un precio cómodo. “El niño quería vender un cuadro, pero como hay gente que no valora las manualidades, no tiene en cuenta el tiempo, la dedicación, el amor y cariño que le dedica haciendo sus obras, pues le dijimos que hiciera una rifa, cuenta Nidia.

El primer arte que hizo en plastilina fue la Capilla de Santa Bárbara con tejas de barro. La Villa.

Tras decidir la manera de cómo iban a proceder, compraron un talonario pequeño de cien números para vender cada boleta a mil pesos, y salieron a ofrecer por diferentes lugares. “Cuando estábamos haciendo el recorrido nos encontramos con el abogado Fernando Moya y su familia, y él nos impulsó a vender más boletas. De cien puestos pasamos a mil, con números del 000 al 999, expone la madre de Diego.

Con la ayuda del abogado, conocidos, familiares y las redes sociales, ya han vendido más de 200 boletas, que representan el 20% del objetivo: vender mil puestos. Cada puesto vale mil pesos y juega con los tres últimos dígitos de la Lotería de Boyacá el sábado 31 de octubre del año en curso.

Quien desee apoyar a Diego y comprarle una boleta puede comunicarse con él al 310 6073501 (número disponible para llamadas y whatsapp) o al fijo 889 1781.

El sueño

Este joven talentoso se declara amante de las matemáticas, por eso su deseo de estudiar Contaduría Pública. De acuerdo con sus padres, es un destacado estudiante y aprovecha muy bien su tiempo.

“Sentimos orgullo, porque qué niño de 13 años va a pensar en su futuro. Todo fue espontáneo. Un día me dijo –mamá, quiero estudiar contaduría–, le respondí que pues primero tocaba terminar bachillerato, y me dijo que no, que tocaba ahorrar dinero desde ya para saber cómo se podía pagar sus estudios”, comentan sus padres.

Nidia trabajaba en un cultivo de flores, pero se retiró para poder estar pendiente de Diego y Lina, sus dos hijos. Su esposo, David, por su parte, sigue en ese oficio, y ella se ayuda con trabajos de modistería y arreglos de casas cuando la llaman.

Diego agradecer a sus padres por el apoyo que le han brindado. (En esta foto solo falta el padre). Aquí con uno de sus primeros dibujos de infancia. La Villa.

Al preguntarle a Diego sobre sus pasiones responde, muy emocionado, que disfruta lo que hace. Él había escuchado muy atento todo lo que su mamá le contó a este medio durante la entrevista y fue evidente su alegría al pintarse una gran sonrisa en su rostro. Sacó una carpeta con todos sus dibujos, cuadros, lienzos y los dejó sobre la mesa. Con sus ojos llenos de ilusión y esperanza nos fue contando las fechas y motivos por los que los hizo, y con emoción solo apuntaba a agradecer a sus padres por el apoyo que le han brindado. “Gracias a ellos por seguirme en todo”, manifiesta Diego.

Este joven invita a todos los lugarenos para que apoyen su trabajo y estén atentos porque vienen más obras artísticas. “Después de la rifa me voy a poner en los tiempos libres a promocionar mi arte, y los que quieran, pueden mandarme a hacer dibujo o cuadro. ¡ Yo los vendo!”, culmina entre risas.

Quien desee apoyar a Diego y comprarle una boleta puede comunicarse con él al 310 6073501 (número disponible para llamadas y whatsapp) o al fijo 889 1781.


Jorge Suárez Celis

REDACCIÓN LA VILLA

- Publicidad -

Últimos articulos

Los tres mineros rescatados en Tuta, Boyacá, se recuperan tras cuatro días atrapados bajo tierra

Óscar Iván Díaz, José Orlando Hernández y Víctor Manuel Amézquita, los tres mineros rescatados en una mina de carbón en Tuta, Boyacá, tras más...

Fúquene abre banco de ayudas técnicas para personas en situación de discapacidad

La Administración Municipal de Fúquene hizo apertura del banco de ayudas técnicas para personas con discapacidad que primera vez en la historia está al...

Ya se sembraron las primeras 10 fanegadas de cebada maltera en Ubaté: siete asociaciones beneficiadas

Un total de 10 fanegadas de cebada maltera fueron sembradas en el municipio de Ubaté, en Cundinamarca. Este municipio se vincula al programa de...

Continúan los trabajos de rescate de los tres mineros atrapados en mina de carbón en Tuta, Boyacá

Más de 24 horas completan las labores de rescate de los tres mineros atrapados tras un derrumbe registrado en una mina de carbón en...

Se llevó a cabo el primer encuentro de gestoras y gestor social de la provincia de Ubaté

En el municipio de Simijaca se llevó a cabo el primer encuentro de gestoras y gestor social de la provincia de Ubaté. En la jornada,...