Conozca cómo Holanda acabó con los perros callejeros

0
1132

Acabar con los perros callejeros sí es posible. En 2016, Holanda le demostró al mundo que este problema, de carácter público, puede llegar a su fin sin recurrir al sacrificio de los mismos.

Muchos dirán que pocas o nulas son las comparaciones que se pueden hacer entre Holanda, un país desarrollado, con Colombia, uno periférico. Pero es importante resaltar qué medidas tomó el país europeo para terminar con los peludos sin hogar:

  1. Con el programa Recoger, Esterilizar, Vacunar, Identificar y Regresar REVIR (CNVR, por sus siglas en inglés), Holanda obligó a criaderos y hogares con mascotas a esterilizarlos y castrarlos sin importar si eran de raza o no, de acuerdo con la antropóloga Isabelle Sternheim, directora de Dog Research. El costo de los procedimientos fue asumido por el gobierno de ese país y en esta primera etapa se alcanzaron a esterilizar 70% de las hembras.
  1. Se crearon leyes en contra del abandono animal que contempla condenas hasta tres años de cárcel y multas de más de 16 mil euros, lo que quiere decir, más de 56 millones de pesos colombianos.
  1. Hubo implementación de impuestos para las personas que compraran animales de raza.
  1. Realización de campañas para concientizar a las personas sobre la tenencia de animales y la responsabilidad que deben asumir frente a caninos sin hogar. En este punto, 1.5 millones de perros callejeros lograron tener un hogar, lo que correspondía al 90% de la población perruna en condición de abandono.

En definitiva, terminaron con los perros de calle. Pero si alguien que reside en Holanda desea adoptar un canino puede hacerlo, pues el país en mención cuenta con organismos animalistas, como SOS Strays, que recorren el viejo continente rescatando perros en condiciones críticas o sin hogar.

Es fundamental entender que Holanda logró lo ya mencionado sin matar a ningún animal, a menos de que este sufriera una enfermedad mortal. De hecho, si alguien aplica la eutanasia debe ser con autorización de un juez porque de lo contrario, quien comete la acción podría ir a la cárcel, ya que se considera un crimen.

Si quiere leer el informe completo haga clic aquí.

LA VILLA MASCOTAS