Error en digitación permitió desvío de sobretasa de combustible de Ubaté a Ubaque

0
1814

En televisión nacional se dio a conocer el error de digitación en una distribuidora de combustible al girar la sobretasa recaudada en Ubaté que hizo que durante varias vigencias se le giraran a Ubaque. Ahora este municipio, que se gastó ese dinero, tiene que reponer lo recibido.

Ubaté y Ubaque son dos municipios de Cundinamarca, distantes entre sí por 143 kilómetros. El primero está al norte y el segundo al sur de Bogotá, pero a pesar de sus diferentes climas y zonas, ortográficamente sólo se diferencian en dos letras.

A esa pequeña diferencia ortográfica, Terpel atribuye su error de girarle a Ubaque su parte del recaudo de la sobretasa al combustible en las estaciones de Ubaté.

Es decir, que Ubaque recibió un giro que no esperaba, ni tenía programado y se gastó la plata.

“Pudo haber sido en la cofinanciación de un vehículo de la maquinaria, pero en este momento no sabría explicar en que se invirtieron esos recursos”, indicó el exalcalde.

Javier Sotelo, secretario de Hacienda Ubaque, dijo que “esos dineros hacen parte del flujo diario de gastos de la Alcaldía”.

El Secretario de Hacienda, que el actual y el anterior alcalde comparten, recuerda que el dinero extra entró de a poquitos en las arcas del municipio.

“Se empezó a recibir en el 2012 como el segundo semestre y se recibió hasta el 2014 hasta la fecha de mayo”, agregó el Secretario de Hacienda.

Así como se gastaba, una nueva partida equivocada volvía a entrar a su presupuesto, porque Terpel tardó tres años en descubrir su error.

Javier Sotelo, resaltó que “este dinero está en un proceso de cobro nosotros nos enteramos en el año 2015 que fue cuando llego una comunicación de Terpel”.

Para esa época Ubaté ya se había percatado que no estaba recibiendo los ingresos que le correspondían sobre el combustible vendido en su territorio.

Con el reclamo de Ubaté, Terpel entendió su error, se puso al día con el municipio Ubaté y comenzó a reclamarle a Ubaque el dinero que le había girado por error.

“Estamos hablando de 406 millones de pesos que tenemos que devolver junto con los incrementos de intereses”, aseguró Edgar Aguas, actual alcalde de Ubaque.

La anterior administración del municipio gastó el dinero y a la nueva le corresponde sacar de sus recursos ordinarios para pagar lo que no debió haber recibido.

Aguas agregó que “hay que hacer una negociación con ellos y mirar cómo podemos darle cumplimiento a este tema”.

Pero ante la imposibilidad de lograr la aprobación de un presupuesto para pagar deudas de la anterior administración, la opción es esperar que ésta se convierta en una sentencia judicial que por fuerza tiene que entrar en los gastos del municipio, acaso con los intereses causados hasta el año entrante.

Con información de Noticias Uno.