Bruno, el canino que busca un hogar para huir de la eutanasia

0
1685

Esta semana recibimos un mensaje en el que nos alertaban de un perrito que se encontraba en malas condiciones en el Parque Ricaurte; y no dudamos en buscar ayuda para recogerlo y llevarlo a un centro veterinario. Contamos con la colaboración de la Policía para el traslado del canino, pues al ser un perrito sin hogar no permitía que nadie lo tocara.

Con mucha esperanza creíamos que, con el pasar de los días, Bruno, como lo llamamos, se mejoraría. Pero nunca nos imaginamos que estaba sufriendo una etapa crítica de moquillo que le afecta sus vías respiratorias y su sistema nervioso. Lo más grave de todo es que el moquillo no tiene cura y es altamente contagioso.

El veterinario recomienda que, debido a la avanzada enfermedad y la condición en la que se encuentra Bruno, lo mejor es dormirlo. Ahora me pregunto si hicimos bien en recogerlo, si era feliz en la calle, comiendo por ahí con su dificultad evidente para respirar.

Sin embargo,  hay una luz de esperanza para Bruno, que tan solo tiene 2 años. Si hay alguien que quiera hacerse cargo de él, puede hacerlo, pero bajo las siguientes condiciones:

  1. No tener mascotas.
  2. Contar con la capacidad económica para asumir el tratamiento (podemos unir fuerzas para gestionar el dinero).
  3. Tenemos hasta mañana sábado 27 de enero, a medio día, para SALVARLO, porque de no encontrarle un hogar, optarán por dormirlo debido al riesgo que representa para otros perros.
  4. POR FAVOR, si puede recibirlo anímese. Bruno puede recuperarse si encuentra un hogar que esté dispuesto a darle mucho amor.

Mascotas sin hogar                                                                                          

El tema de los perros callejeros en Ubaté es crítico y no solo porque no hay suficientes manos y recursos para resolver el problema, sino porque también tenemos a pueblos aledaños, que vienen y tiran camadas de perros en la madrugada en la Plaza de Mercado de Ubaté. Así que si ve a un animalito que necesita atención y no sabe cómo ayudarlo, al menos avísenos, escríbanos, porque cuando se atiende a tiempo evitamos que tengan que aplicarle la eutanasia.

Y, por favor, no sea tan miserable de botar o abandonar los animales. Sea responsable y asuma las decisiones que ha tomado. Si le regaló una mascota a su hijo y a su hijo ya no le gusta, pues sea consciente que usted tiene que hacerse cargo de él o búsquele un hogar, pero NO LO BOTE A LA CALLE.

Karla Amaya Granada

@karlaandrea38