La apuesta por una minería bien hecha

0
1113
Carlos Manuel Montaño, Secretario de minas, energía y gas de Cundinamarca. La Villa.

El 2017 fue un año donde los conversatorios sobre minería bien hecha ocuparon un importante espacio en la agenda local, departamental y nacional. El gremio minero, con amplia presencia en el valle de Ubaté y Boyacá, empezó una cruzada para defender su actividad debido al boom de las consultas populares que amenazan con el cierre de varias minas.

En un reciente conversatorio de formalización minera, el Secretario de minas, energía y gas, Carlos Montaño, afirmó que se deben dejar consolidadas las bases que van a permitir el desarrollo de una minería bien hecha la cual siga generado desarrollo para la región y el país.

El encuentro el cual contó con presencia de representantes de Apulo, Cajicá, Chía, Cogua, Cucunubá, El Colegio, Gachalá, Girardot, Guache­tá, Guataquí, Lenguazaque, Nemocón, Nilo, Mosquera, Pacho, Ricaurte, Siba­té, Soacha, Sopó, Sutatausa, Tabio, Tau­sa, Tenjo, Tocancipá, Ubalá y Zipaquirá, tuvo como finalidad afianzar un proceso de coordinación interinstitucional para continuar con la implementación de las líneas estratégicas de la política minera nacional.

Para Montaño, la minería formal es una gran jalonadora del progreso social, cultural y ambiental para las regiones. “Concibe contraprestaciones, como regalías e impuestos locales y nacionales, es dinamizadora de la economía local por las compras de insumos y servicios que se requieren en la actividad, y es generadora de empleos directos”, afirmó el funcionario.

Por su parte, el Ministerio de Minas y Energía ha indicado que los alcaldes y gobernadores deben darle prioridad a la actividad minera en aquellas zonas donde sí es posible realizarla de forma bien hecha, desarrollándola con los más altos estándares técnicos, ambientales, laborales y de responsabilidad social.

“Es clave que los alcaldes incorporen la industria minera en sus planes de ordenamiento territorial y en sus planes de desarrollo municipal. La minería bien hecha seguirá trayendo progreso para todos los colombianos”, señaló un comunicado de prensa la cartera minero-energética.

Tanto la Secretaría de Minas y Energía, como el Ministerio y la Agencia Nacional de Minería (ACM) hacen énfasis en que existe gran diferencia de la minería formal con la explotación ilícita de minerales.

Según informó Mon­taño, “se van a aunar esfuer­zos técnicos, económicos y financieros para brindar acompañamiento integral e implementar acciones de formalización en aspectos legales, técnicos, financie­ros, económicos, sociales, ambientales y otros, conforme a la normativa vigen­te y en el marco de la Política Minera Nacional, en los municipios de Lengua­zaque, Guachetá, Cucunubá, Sutatausa, Zipaquirá, Ubalá y Gachalá, del depar­tamento de Cundinamarca”.

El funcionario a su vez agregó que ha venido atendiendo técnica y jurídica­mente el 100% de los procesos de for­malización.

En Colombia existen 8.866 títulos mineros vigentes que representan tan solo el 3,8% del territorio nacional; de estos, 1.127 se encuentran hoy en etapa de exploración, en una actividad en la cual de cada mil prospectos, cien se convierten en proyectos y solo uno termina en mina.

LAVILLA.COM.CO