Instalan cámaras trampa en Guachetá y Simijaca para evidenciar responsables de ataques a ganado

0
1361

Para determinar los responsables de los ataques a ganado, registrados en las últimas semanas en la provincia de Ubaté, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) instaló seis cámaras trampa en la zona rural de Simijaca y Guachetá, las cuales monitorean el movimiento y paso de animales en un espacio comprendido entre 20 y 30 días.

Con estás cámaras la CAR pretende encontrar al depredador responsable de los ataques a los animales de producción, los cuales, en casos presentados con anterioridad, lograron establecer que el 90% de los registros captados por dichos aparatos, demostraron como responsables a los perros ferales o jaurías de perros callejeros.

“Los perros ferales son animales asilvestrados que no tienen mayor contacto con el ser humano, la gente abandona los perros al estar sin esterilizar, estos tienen crías y son estos los que se denominan ferales, semi salvajes o salvajes. Los perros son animales sociales que se organizan en manadas y así mismo son los ataques, donde varios individuos atacan ovejas, caprinos, bovinos, equinos o cualquier animal, luego consumen o matan”, indicó Julio Cesar Sánchez médico veterinario de la CAR Cundinamarca.

La Autoridad Ambiental recomienda a los propietarios o administradores de fincas con animales de producción hacer un manejo adecuado de los corrales o potreros con cercas eléctricas, en determinados casos, mantenerlos en lugares próximos a las viviendas, además de una tenencia óptima y responsable de los caninos para evitar los ataques al ganado.

Finalmente si se presenta algún hecho reportarlo a las administraciones municipales de la jurisdicción correspondiente.

LAVILLA.COM.CO