13.5 C
Villa de San Diego de Ubaté
lunes, abril 12, 2021

Colegio ICAM, en proyecto de adaptación al cambio climático para agriculatores

Lo más leído

La ONU Medio Ambiente, el Instituto de Ciencias Agroindustriales y del Medio Ambiente (ICAM) en Ubaté y Bancamía (entidad de la Fundación Microfinanzas BBVA) firmaron un convenio para poner en marcha una ‘Finca Demostrativa’ en las instalaciones de este Colegio de la ‘Capital Lecherea de Colombia’.

En esta institución se instalaron 11 medidas de adaptación al cambio climático que sirven para brindar asistencia técnica a los pequeños productores de la región, en pro de aumentar sus capacidades para superar situaciones de riesgo en el manejo de adversidades del clima: todo esto en el marco de la puesta en marcha del programa Microfinanzas para la Adaptación al Cambio Climático Basada en Ecosistemas (MEbA).

Las 11 medidas de adaptación construidas son: lombricomposta, terrazas agrícolas, invernadero, huerto familiar, deshidratador solar, agricultura de conservación, reservorio de agua, riego eficiente por goteo, apicultura, sistema silvopastoril y zanja bordo. En todas ellas estas entidades trabaja con el objetivo de concientizar y fortalecer la capacidad de los clientes para invertir en actividades que les permitan adaptarse a las dinámicas del clima.

Invernadero ICAM. La Villa.

“En Bancamía queremos ayudar a reducir el riesgo productivo, facilitando el apoyo para acceder a productos y servicios financieros, encaminados a invertir en opciones MEbA (Adaptación basada en Ecosistemas). Así, esta ‘Finca Demostrativa’ nace con el fin de dar continuidad, fortalecer, ampliar y complementar los servicios de financiamiento que el Banco ofrece a los pequeños agricultores, además de brindar asistencia técnica gratuita en la implementación de las medidas de adaptación, por parte de las tres instituciones, con el propósito de reducir la vulnerabilidad frente a los efectos del clima”, explica Miguel Ángel Charria Liévano, Presidente Ejecutivo de Bancamía.

La idea de este proyecto es realizar visitas semanales con grupos de productores de la zona o foráneos, para que vean y conozcan estas medidas, aprendan sobre su implementación, costos y además descubran cómo Bancamía puede ofrecerles financiación. En este proyecto, los estudiantes y profesores del ICAM participaron activamente en la construcción de las medidas de adaptación.

En el ICAM se muestran ejemplos de diversificación de cultivos, lombricomposta o sistemas de riego por goteo, que ya han sido implemanrtadas en la región para incrementar su producción. “Gracias a esta iniciativa conjunta, ya varios agricultores recibieron asistencia del programa MEbA y hoy tiene dos microcréditos con Bancamía”, indicó Rafaél Rincón, rector de la institución educativa.

En el ICAM se muestran ejemplos de diversificación de cultivos, lombricomposta o sistemas de riego por goteo. La Villa.

De esta forma, las tres instituciones consiguen incentivar la puesta en marcha de proyectos sustentables y responsables con el medio ambiente, incrementar la resiliencia social y económica en poblaciones vulnerables ante posibles efectos del cambio climático, además de facilitar la financiación de los costos propios de la implantación de las medidas de adaptación.

Por su parte, Jacinto Buenfil, coordinador del proyecto MEbA en ONU Medio Ambiente, indicó que “estamos en un momento en el que queremos escalar el producto para expandir este modelo con otras microfinancieras del país. Esto puede tener un gran potencial, ya que es un mercado subatendido, tanto en cuestiones técnicas como financieras”, dijo.

Hasta el momento, el programa muestra resultados positivos. Según Charria, después de dos años de vinculación, 52 % de los usuarios de esta iniciativa han logrado superar la barrera de la pobreza.

LAVILLA.COM.CO

Ponte al día