Paro nacional de maestros completa un mes

0
1087
Docentes de la región del valle de Ubaté manifestándose en Bogotá. Archivo particular.
- PUBLICIDAD -

Cerca de 350 mil docentes públicos de Colombia completaron este domingo, 11 de junio, un mes de paro exigiendo mejores condiciones salariales y de trabajo, en medio de una aguda controversia con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Sobre el tema, el viceministro de Educación, Pablo Jaramillo indicó que se han garantizado el derecho a la protesta: “las marchas que han programado las hemos respetado”.

Para Jaramillo, hace falta voluntad de Fecode en las negociaciones para superar el paro de maestros. “Entendemos que las reclamaciones de los maestros son legítimas, Colombia ha avanzado muchísimo en educación, pero todavía nos falta muchísimo más. Esto es una tarea de décadas enteras, pero hay que entender que el Gobierno ha hecho unos compromisos importantes que estamos cumpliendo y van hasta 2019”, resaltó.

Sin embargo, para el presidente de Fecode, Carlos Rivas, no se ha logrado un acuerdo con el Gobierno para levantar el paro porque “no quieren invertir más recursos en educación y no se quiere comprometer a una propuesta en concreto frente al sistema general de participaciones en una reforma de carácter estructural”.

El cese de actividades tiene sin clases a 8,5 millones de niños en todo el país, sin que se hayan logrado grandes avances en el pliego de peticiones presentado por los docentes y que contiene 30 puntos sobre varios temas de política educativa.

Por su parte, el alto funcionario del ministerio de Educación explicó también que el país ha “tenido un año difícil y se han hecho recortes en todos los sectores”. “El 90 % de la discusión con Fecode se ha ido en una bonificación que no se puede hacer”, y añadió también que «lo más importante es que los profesores y estudiantes regresen a las clases” pues “no queremos que los niños sigan perdiendo tiempo de clases”.

(Lea también: Docentes de Ubaté caminaron 85 kilómetros hasta Bogotá)

En suma, las partes siguen distanciadas y no parece haber coincidencias en varios temas del pliego de peticiones. Según Rivas en la política educativa y carrera docente, el tema económico y las prestaciones sociales, están las mayores diferencias. “Debemos tener acuerdos en todo lo que proponemos”, concluyó.

Para el lunes están programadas otras marchas en Bogotá.

Sistema General de Participaciones 

El gobernador de Boyacá, Carlos Amaya, se pronunció sobre el este tema e invitó al Gobierno nacional a iniciar una discusión formal que conlleve a la modificación del Sistema General de Participaciones (SGP) cuyo modelo tiene hoy en crisis a los territorios. “El tema que está sobre la mesa no es simplemente el necesario mejoramiento de las condiciones salariales de los maestros, una de las más importantes profesiones para el desarrollo de un país; el tema es el de debatir la justa distribución de los recursos entre la Nación y los entes territoriales acorde a las cargas asignadas”, recalcó el gobernador.

El primer mandatario de Boyacá continuó con su discurso, el cual fue difundido por sus canales oficiales, preguntándose del por qué el Gobierno central se queda con una participación mayor de los ingresos corrientes de la Nación al tiempo que aumenta las responsabilidades y obligaciones a los territorios. “No podemos seguir con este modelo en el que se centralizan los recursos y se descentralizan las obligaciones”, manifestó.

Según Amaya, los giros a los departamentos y municipios han venido decreciendo desde 1991, año en el que ascendían al 46 por ciento de los Ingresos Corrientes de la Nación, llegando al 2002 al 40.6 por ciento, hasta el 2017, momento en el que alcanzó el 28.37 por ciento.

“Los maestros están pidiendo cambios en el SGP, y esta es la discusión de fondo. Por eso le propongo al Gobierno Nacional que se comprometa con una agenda de trabajo para reformar el Sistema General de Participaciones, y que gracias a ello Fecode levante el paro para que los niños vuelvan a clases lo más rápido posible”, resaltó Amaya.

Para el mandatario los departamentos pasaron de ser “administradores ordenadores del gasto de los recursos, a simples cajeros de las decisiones del Gobierno central”, e indicó además que rechaza la petición del Gobierno central a los departamentos de no pagarles salarios a los maestros mientras están en paro.

LAVILLA.COM.CO