Restaurante La Frontera: el horno, el jamón y las costillas de cerdo más famoso de la región

0
3836

Nació hace 16 años como resultado del emprendimiento que caracteriza al ubatense cuando las montañas de la vía entre Ubaté y Carmen de Carupa no albergaban ninguna experiencia gastronómica.

“Aquí lo que había era una cancha de tejo en donde las personas venían a compartir, en medio del juego, una cerveza y se hacían piquetes para acompañar el momento”, cuenta su propietario, Carlos Pachón.

Justamente Pachón encontró en esas picadas de comida la oportunidad de empezar a organizar un restaurante y cambiar su oficio como transportador, actividad que dejó a un lado para dedicarse a la cocina. “Fue muy difícil porque no teníamos nada y trabajábamos muy incomodos, pero ahí nos dimos maña”.

Como pudieron, y en compañía de su esposa Mary Yolanda Casallas, organizaron unas mesas con sus sillas y de a poco el restaurante empezó a servir sus primeros almuerzos. A pesar de las incomodidades los comensales empezaron a conocer la experiencia campestre en el encuentro gastronómico del medio día.

Nació hace 16 años como resultado del emprendimiento. La Villa.

“Al comienzo me decían que yo estaba loco por colocar un restaurante en una vía en donde no había nada. Nosotros somos los pioneros. Me decían que nadie iba a subir hasta aquí”, narra Pachón.

Todo marchaba bien. Sin embargo, el invierno de 2008, que perturbó a gran parte del valle de Ubaté, afectó al naciente restaurante. “Acabó con todo. Se abrieron las paredes y los pisos. Por fortuna, para ese entonces, vivían mi papá y mamá y ellos decidieron distribuir la tierra y a mi me dejaron el sitio en donde hoy está el restaurante. Esto era una montaña. Tuvimos que traer maquinaria para construir”.

La calamidad ambiental trajo consigo cambios determinantes para La Frontera. Con los terrenos distribuidos la decisión era clara: se construiría el nuevo restaurante.

Luego de nueve meses de construcción y de procesos administrativos engorrosos para obtener la licencia, La Frontera obtuvo un nuevo look, una nueva cara con un diseño más estético, con ventanales grandes en vidrio, una cocina amplia y un horno de leña indicado para los platos especiales. La Frontera ahora tiene capacidad para 180 personas. 

La carta

Con una infraestructura imponente, moderna y con música típida de fondo, el paladar y el olfato no podían quedar atrás. El menú llama a los crecientes y frecuentes comensales que degustan desde las entradas hasta los platos fuertes.

Se encuentra a 8 kilómetros en la vía que de Ubaté lleva a Carmen de Carupa. La Villa.

Y no es para menos, en la región son orgullosamente reconocidos por ofrecer el queso de cabeza, la longaniza, la rellena y el jamón con mejor sabor de la provincia. “Aquí nos destacamos porque el 95 por ciento de la comida se prepara en el horno y entregamos un plato con cero grasas saturadas”, acota.

Y sí, sin duda el éxito del Restaurante es la comida: las costillas, el pollo, las truchas, el conejo, entre otros platos, que son una experiencia gastronómica que vale la pena saborear.

REDACCIÓN LA VILLA