Esta sería la nueva sudadera del Colegio Santa María

0
3440
Caracteristicas del diseño. La Villa.

Luego de conocerse la decisión tomada por el colegio Santa María de cambiar la sudadera del centro educativo se desató una polémica y malestar al interior de los padres de familia que no estuvieron de acuerdo con el precio y el diseño de la nueva sudadera.

En principio, la rectora del colegio femenino, Melba del Pilar Rodríguez, le indicó a este medio que el cambio obedeció a una solicitud que las estudiantes le hicieran hace cuatro años cuando se cambió el uniforme de diario. “Las niñas de ese entonces pidieron que también se cambiara la sudadera, a lo cual no aceptamos porque veíamos que las familias de las estudiantes de nuestro colegio son de bajos recursos, entonces dejamos así para que en su momento se hablara de la sudadera”, dijo Rodríguez.

Por su parte, los padres de familia fueron informados de la decisión el pasado 25 de marzo durante una reunión general en las instalaciones del colegio. En dicho encuentro se habló de escoger un diseño que fuese del gusto de las alumnas.

Posteriormente, entre las directivas del colegio y una representante por cada salón escogieron un diseño y un distribuidor y tal decisión fue comunicada a los padres de familia, los cuales manifestaron su desacuerdo, sobretodo por el costo que tendría ese cambio.

En una cotización conocida por La Villa, en Confecciones Súper Barbie, los costos por cada sudadera irían desde los 80 mil pesos para la talla 6, hasta 130 mil pesos para la talla M, precios que no fueron del agrado de los padres de familia.

Caracteristicas del diseño. La Villa.

“Debimos ser socializados. Este es un colegió publicó y deben tener en cuenta que hay muchas madres cabeza de familia y desplazados. También existen hogares que tienen más de dos hijas en la institución”, indicó la de madre de familia Katty Castiblanco.

Por su parte, la rectora dijo que en principio solo había disponible 600 metros de tela en La Fayette, la fábrica escogida como proveedor del insumo. “El problema, y en eso no tengo nada que ver, fue que los compró Confesiones Barbie. Eso motivó que la gente empezara a hablar de que aquí hubiese negocio. Entonces cuando las señoras confeccionistas, yo no sé si de Ubaté en pleno, fueron a buscar la tela ya no había”, añadió la rectora.

En medio de la polémica, el pasado 10 de abril, algunos padres de familia se organizaron y radicaron en la Secretaría de Educación un derecho de petición con el fin de dar a conocer su malestar y pedir una opción más cómoda a sus capacidades económicas a la vez que se extendiese el plazo para comprarla.

Oficio radicado. Archivo particular.

Ante la reiterada solicitud de los padres de familia la rectora reconoció que se equivocó en darles un plazo tan corto (un mes) para dicho cambio e indicó que el material de la nueva propuesta es mayor calidad a su vez que se mejoran los acabados.

Con respecto a la disponibilidad de la tela, Rodríguez reiteró que se comunicó con La Fayette. “Me dijeron que ya se había programado toda la tela de las sudaderas para que en los primeros días de mayo estuviese a disposición de cualquiera que quisiera comprarla”, indicó.

A pesar de ello, los padres de familia adelantan reuniones con ayuda del Personero de Ubaté, Daniel Sánchez, con el fin de llegar a un acuerdo.

REDACCIÓN LA VILLA